Título: El guardián de los demonios
Autor: Royce Buckingham
Edición: Timunmas
Páginas: 238

——–

Este libro que voy a comentaros hoy es el claro ejemplo de lo desafortunadas que pueden llegar a ser algunas portadas.

En principio comencé a leerlo a lo tonto, porque lo tenía a mano, pero sinceramente, por la portada, pensaba que sería algo infantil y graciosillo del estilo de Monster Allergy. O al menos es lo que parece si te fijas en la portada. Lo curioso es que sí hay demonios, y hay demonios de apariencia graciosa, otros no tanto, pero no hay ninguno dentro del libro que tenga la pinta del bichejo de la portada. El porque se han decidido por esta ilustración y no otra es algo que escapa a mi imaginación. El motivo de poner una ilustración que poco o nada tiene que ver con lo que hay dentro del libro es algo que me intriga más aún.

Aún así, una vez superada la barrera psicológica de la ilustración de portada y puesto que no hay ninguna ilustración más en todo el libro, el lector puede ir poniéndole cara a los personajes que va encontrando, lo cual todo sea dicho, proporciona resultados más gratificantes que el trabajo del ilustrador que se ha atrevido a hacer la susodicha portadita de marras.

La historia, sin dejar de ser un libro para niños/adolescentes tiene bastante interés. El protagonista es Nathaniel, un “rarito” que tiene el “honor” de ser un guardián de demonios. Su mentor ha fallecido hace poco y parece que sus ocupaciones como guardián no le están resultando tan fáciles como a su maestro. Aún así más o menos se va apañando, hasta que en la biblioteca conoce a Sandy, estudiante en practicas, ayudante de bibliotecaria, con una vida social nula y que está dispuesta a dejar de ser alguien a quien hay que mirar dos veces para saber que esta allí. Así que se arma de valor y le da su teléfono a Nathaniel, a partir de ahora Nat.

Y Nat, que en principio quiere seguir el consejo de su maestro de no enredarse en asuntos de faldas, termina cediendo y queda con Sandy. Pero la cita acaba siendo en su casa, lugar lleno de demonios y poco adecuado para una cita romántica. Así que en la urgencia por sacar a Sandy de la casa e ir a otro sitio más adecuado, olvida cerrar una ventana y ahí es donde comenzará una serie de acontecimientos que hará que las cosas vayan de mal en peor.

Si a esto le sumamos un demonio devora niños, que está a punto de escapar de su encierro, un aprendiz traidor, un muchacho de la calle con un don para ver demonios, junto a la ya conocida Sandy, que pasa de bibliotecaria a aventurera en cuestión de horas y al propio Nat que decide por fin poner solución a los problemas y ya de paso recuperar su confianza en si mismo, tenemos una historia movidita en la que no paran de suceder cosas y que nos entretendrá de principio a fin.

El libro está realmente bien, es un libro para niños mayorcitos o adolescentes que lo disfrutarán sin duda. Incluso la parte del demonio que devora a los niños de la calle, niños que no tienen padres ni hogar, es interesante por que no se contiene demasiado. Quiero decir que el demonio es malo, cruel, asesino y mata niños. No está dulcificado, es lo que es y la gente muere a su paso, tal cual. El otro malo, el “hombre delgado”, mata también y sigue actuando de forma malvada a pesar de todo, no hay pacto, no hay redención, es lo que es y ya está.

Como la portada española no me gusta nada porque creo que no muestra lo que realmente vas a encontrar en el libro y no le hace justicia a la historia, voy a poner la portada de la edición en inglés. Desde luego a mi me gusta muchísimo más y esa si que expresa perfectamente el sentido de la historia.

El autor, Royce Buckingham es licenciado en filosofía y derecho y ha ejercido durante más de una década como ayudante del fiscal. Ya había trabajado como guionista pero El guardián de los demonios es su primera novela de fantasía y la que le ha dado impulso a su carrera literaria y a la decisión de dedicarse de lleno a la escritura dada la gran acogida que ha tenido este libro.

Podéis visitar la página web del autor haciendo click en la imagen de abajo.

It's only fair to share...Email this to someoneShare on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on Tumblr0

1 comentario

  1. Gracias por la reseña! lo apunto a mis favoritos

  2. Pingback: Desafios del 2012 NO conseguidos |

Deja un comentario