Título: Molly Moon y el misterio mutante
Autor: Georgia Byng
Edición: SM
Páginas: 363

————

Hace unos años comencé a leer el primer libro de esta saga pero reconozco que no me enganchó demasiado y lo dejé a medias, quizás no era el mejor momento de leerlo, pero según se han ido editando continuaciones de Molly Moon me he preguntado a menudo, si no debería darle otra oportunidad.

Así que cuando tuve ocasión de poder leer Molly Moon y el misterio mutante, no me lo pensé dos veces y esta vez no solo no lo he dejado a medias si no que me ha gustado tanto como para plantearme leer el resto de los libros de la saga.

Admito que estaba algo preocupada por leer, el que es el quinto libro de una saga, sin haber leído los anteriores, pues cabía la posibilidad de que me perdiera en la trama, pero he descubierto que en muchas colecciones de libros para niños en cada nueva edición se dan pistas o información de las anteriores, suficientes como para no encontrarse demasiado perdido en su lectura.

En este caso, también es cierto que se puede leer el libro sin haber leído nada de Molly Moon antes, pero también lo es que te faltan datos, lo cual no es un impedimento para el desarrollo de la trama pero si para tu curiosidad, pues querrás saber de donde han salido los padres de Molly, por que tiene un hermano del futuro y cuando ha aprendido ciertos trucos nuevos.

Ahora nos encontramos a Molly y sus hermanos en la casa familiar a punto de recibir a su nueva tutora, lo que nos lleva al inicio de la aventura.

Molly guarda un secreto para si misma, ahora ya es capaz de leer la mente a voluntad y por eso la nueva tutora le parece una persona encantadora, pero al día siguiente lo que en teoría debería ser una visita de estudios al Museo de Historia Natural se convierte es una aventura que llevará a Molly y a su hermano tras la búsqueda de un libro, el segundo tomo del Libro del Hipnotismo escrito por su antepasado. Ese libro que ha robado Mr Black y que deben recuperar por que enseña un nuevo poder, el de cambiar de forma, o mejor dicho el de ocupar los cuerpos de otros seres.

El libro es realmente entretenido, me ha sorprendido mucho porque como digo el primero me pareció bastante aburrido, al menos lo poco que leí, y esta vez reconozco que me lo he pasado muy bien leyéndolo. Lo de que Molly y su hermano vayan saltando de cuerpo en cuerpo, le da mucho ritmo a la historia y perspectivas diferentes.

Además al avanzar la historia y ver ciertos personajes no son lo que parecen te mantiene en la lectura. Pero definitivamente, los saltos de cuerpos son lo más emocionante, tanto como la idea de no saber como volver al propio.

Creo que además Pétula, la perrita carlina de Molly, es una de las grandes bazas de la saga, su búsqueda y sus compañeros perrunos son de lo mejorcito. Y ella resulta realmente entrañable.

Lo único que chirría un poco para mi gusto, es la moralina que la autora hace más que evidente, en este caso sobre el cambio climático. Y llama la atención sencillamente porque es bastante exagerada y está como metida con calzador. Pero como no he leído más libros de esta saga no sé si es algo habitual en la autora o esta vez ha sido casualidad. Pero lo de la carta final a “los queridos lectores” me ha matado.

Aún así creo que es una buena lectura y que los niños disfrutarán con las aventuras de Molly, Petunia y el resto de personajes y que seguramente se rían con muchas de sus ocurrencias.

La edición en tapa dura con sobrecubierta está muy cuidada y la portada es de esas que llaman la atención por que resulta muy colorida y simpática. Y el tamaño de letra se lee con facilidad.

Lady Georgia Byng, la autora, es hija del conde de Stratfford, y aunque escribió casi en vano durante 12 años, fue de la mano de Molly Moon como le llegó el éxito.

It's only fair to share...Email this to someoneShare on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on Tumblr0

Deja un comentario