Autor: Javier Vivancos
Título: Nosotros no guardamos las sobras
Edición: Kindle
Páginas: 182

Guardar

—-

He dicho en muchas ocasiones que me encanta leer libros de relatos cortos. Son una genial primera toma de contacto con un autor nuevo, aunque este no es el caso, y puedes leerlos en momentos de crisis lectoras sin el agobio de enfrentarse a montañas de página, y también pueden ser una lectura más versátil, por el cambio de registro entre los mismos relatos.

Por eso si aún no conoces a Javier Vivancos ni has leído ninguno de sus libros te recomiendo encarecidamente que leas este.

Antes de empezar a hacer repaso debo dejar muy claro que a mi la forma de escribir de Javier me gusta mucho, me encanta como desarrolla sus personajes, los sientes vivos, tienen alma, te interesa lo que les pase, y eso para mi siempre es un punto muy importante a la hora de enfrentarme a una historia, da igual la extensión de la misma.

La narrativa de este autor es en sus relatos largos compleja, por algo que destacaré al comentar su primer relato, que precisamente es el que da nombre al libro. Pero curiosamente son sus relatos más cortos precisamente los más accesibles, aunque el diga que no se mueve bien en las distancias cortas, yo creo que no es cierto, pues si bien sus relatos cortos no son extremadamente breves, creo que son perfectamente redondos, ni les falta ni les sobra nada, y eso es todo un logro.

El libro contiene cinco relatos, de los cuales yo considero relatos cortos solo los cuatro últimos, porque el primero podría ser un libro completo perfectamente. También tenemos al principio una introducción que os recomiendo leer, porque ahí queda palpable el gran sentido del humor de Javier Vivancos. Y si queréis una pincelada más de ese humor negro que se gasta podéis leer la biografía del autor que lo refleja de maravilla. Bueno y ya de paso compráis el libro ;) os aseguro que van a ser 0,99 euros muy bien invertidos.

Vamos con los relatos incluidos con el libro.

-NOSOTROS NO GUARDAMOS LAS SOBRAS

Este es el relato que da nombre también al libro y personalmente creo que de relato corto tiene poco. Además mantiene esa estructura compleja típica de los libros de este autor que os mencionaba antes. La historia en ocasiones se mueve como entre dos realidades, un mundo real y uno onírico o alucinógeno, que se entremezclan y hace que tengas que mantenerte muy atento para no perderte en ese mar casi visual de acontecimiento. Quizás pueda parecer algo confuso pero según avanza la lectura se ve como va cobrando todo sentido. Y aunque hay momentos en los que quizá puede resultar algo lento eso se resuelve al ir acelerando el ritmo hasta en ocasiones volverse un tanto frenético.
Lo curioso de este relato, no es solo lo aterrador que resulta visualmente, os juro que hay escenas que se presentaban en mi mente al ir leyendo que voy a tardar tiempo en olvidar, si no porque una vez que separas un poco de aquí o allá puedes llegar a ver la realidad detrás del relato y eso bajo mi punto de vista es mucho más espeluznante, de hecho no es difícil enlazar el relato con algunos episodios de la historia negra de este país.
La historia empieza cuando Sébastien, tenista restirado, es invitado por un amigo a una de esas fiestas para ricachos de alto standing, y despues de darle algunas vueltas decide acudir. La fiesta se va tornando cada vez más extraña y si queréis saber más tendréis que leerlo.
Me ha gustado muchísimo el final, no puedo explicar porque, obviamente, pero a mi personalmente me ha parecido un gran toque de realidad.
Os va a costar encontrar dentro del terror actual algo tan inquietante como este relato. Y ahí lo dejo.

-TAL PARA CUAL

Este relato ganó muy merecidamente el concurso de relato breve Ciudad de Arnedo 2008
Es un relato corto que me ha resultado muy divertido. No me mal entendáis, no es humor, es terror, pero es divertido de leer, y aquí queda muy palpable lo que comentaba sobre los personajes, no puedes evitar sentir algo, aunque suene muy grotesco cierta “simpatía” por el protagonista y su peculiar manera de ver el amor.
Un punto a su favor es que está escrito en primera persona por el protagonista de la historia, y creo que escribir en primera persona es una opción muy interesante si se sabe hacer bien y aquí está muy bien llevado.
Nuestro protagonista y narrador es un hombre extremadamente maniático, por no decir que padece un acusado TOC (trastorno obsesivo compulsivo), el llama a esas manías sus “peculiaridades” y al principio de la historia nos cuenta cosas sobre la mujer que ama, como se conocieron y como decidieron emprender una vida nueva en una casa alejada del mundanal ruido. En ese relato de como se conocieron encontraréis un guiño especial al autor de terror David Jasso, al que Javier Vivancos también ha dedicado este libro.
Un relato muy bien llevado, muy divertido de leer, es corto pero se hace más corto porque fluye muy bien la historia y con un final muy bien resuelto.

-LA MALETA
Este relato ha sido ganador también de un premio, en este caso del premio Lituma 2006
Sin embargo he de decir que es el relato que menos me ha gustado. No porque no no esté bien escrito, que está escrito a la perfección, ni porque no tenga tensión, que si que la tiene, es simplemente que aquí el autor usa la tercera persona en forma de voz narrativa de descripción de los hechos unida a una especie de soliloquio de la interpretación de los pensamientos del protagonista, y es precisamente ese soliloquio el que a mi me resulta muy rayante. Eso solo consigue que el protagonista me caiga mal y cuando eso sucede ya todo está perdido.

-TENSIÓN
Es un relato ganador de la Mención de honor en la III edición del premio Liter
Con este directamente me he reído, porque si tiene su parte de terror pero tiene mucho humor negro, así que me he divertido muchísimo.
Imaginaos la escena un alumno le pide al otro prestado un portaminas durante una clase. El dueño del portaminas también tiene sus “manías” aunque accede a prestarle el portaminas al otro compañero (yo nunca haría semejante cosa) lo cual presentará un grave problema ya que el otro compañero no es muy dado a respetar y cuidar la propiedad ajena.
El relato es muy breve, se lee en un suspiro y pese a eso no puedes evitar desear que el desenlace llegue rápido porque que sientes lástima pensando “que paciencia tiene esa criatura”.
Muy recomendable, de verdad.

-HORRIBLE CUENTO DE NAVIDAD

Este es sin lugar a dudas mi relato favorito. Además este relato es muy especial para mi porque a Cordelia le tengo mucho cariño, así desde aquí digo que si este relato no tiene ningún premio es porque directamente Javier no lo ha presentado a ningún certamen literario, porque si así fuera ganaría sin duda.
La protagonista de esta historia es Cordelia, que cuando iniciamos la lectura está envuelta en un trabajo de niñera, en principio un trabajo fácil de cena, cuento y a la cama, aunque es Nochebuena y el espíritu navideño en esa casa brilla por su ausencia.
Cordelia me cae muy bien, compartimos varias cosas, un incontrolable espíritu navideño que salta cuando menos te lo esperas, gusto por las muñecas, tatuajes y un cierto instinto de supervivencia nata. Así que aquí entramos en ese punto ya mencionado de que es muy importante que los personajes tengan alma, por que ellos son la clave de la historia, y aquí todos los personajes la tienen, incluidos los niños.
Como ya he dicho al principio todo parece tranquilo en la casa, a pesar de que los niños son un tanto raritos, es Navidad y parece que esta tradición es absolutamente desconocida para la familia de los niños que cuida, aunque a pesar de eso a Cordelia se le despierta ese espíritu navideño repentino e intenta enfocar la situación lo mejor que puede, hasta que ocurre algo que hace que tenga que sacar ese lado de superviviente nata para cuidar (nunca mejor dicho) a esos niños que están a su cargo.
Muy buen relato, y aunque ya he dicho que le tengo una simpatía especial a la protagonista, es cierto que la ambientación, la fecha en la que transcurre la historia, los personajes, y sobre todo el desarrollo de la acción (esto me ha parecido soberbio), hace en conjunto que el relato sea absolutamente redondo, y con un final de esos de vieja escuela que me encantan.

—-

En resumen, si no conoces al autor te invito a que lo hagas porque creo que dentro del género del terror actual hacen falta autores como Javier Vivancos. Tiene tres puntos muy importantes para ser una gran baza dentro del mundo del terror, primero su originalidad, te aseguro que si lees alguna de sus novelas te darás cuenta enseguida que su forma de escribir y sus historias no son muy convencionales ni son ideas facilonas, en segundo lugar su forma de escribir, que a veces mezcla esa realidad con un mundo irreal intercalando ambos en el relato de una manera que logra fundirse casi, y además empleando un lenguaje a veces tan visual que hace que las imágenes se presenten sin problema en tu cabeza, lo cual resulta muy aterrador por que algunas de esas imágenes pueden ser realmente horribles y perdurar en tu memoria durante mucho tiempo, y en tercer lugar la facilidad que tiene de coger escenarios muy reales, con personajes muy “normales” de esos que nos podemos encontrar por la calle perfectamente y ponerlos en situaciones que no tienen nada de normal, realmente terribles e incluso sobrenaturales sin que esa mezcla chirrie lo mas mínimo.

Si tenéis curiosidad sobre el autor y sus libros os dejo aquí enlazadas otras dos reseñas de libros suyos que he publicado anteriormente en el blog.

Vivancos, Javier: Los últimos días de la sombra

Vivancos, Javier: Pueblo Muerto

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Pueblo Muerto - Javier Vivancos

 

Hace bastante tiempo os hablé en el blog de este escritor con motivo de la reciente lectura de su libro “Los últimos días de la sombra”, podéis visitar la entrada que hice sobre dicho libro aquí.

De esa lectura me quedaron claras varias cosas: que era un escritor muy bueno, su técnica es buena, se mueve bien en historias largas, sabe crear personajes muy interesantes, por no decir inolvidables y crea historias mezclando situaciones sobrenaturales en entornos cotidianos y cercanos y lo que es más difícil, haciéndolo creible. Es por tanto una apuesta segura si quieres disfrutar de una buena historia de terror, del bueno, del que te hace que no puedas despegarte de las páginas, con personajes que sí te importan y con los que quieres recorrer ese camino que les ha tocado.

En este caso Pueblo Muerto puede presumir de todo lo citado en el parrafo anterior. Su introducción es además de bastante onírica, impresionante, te deja practicamente K.O. porque piensas “si esta es la introducción ¿que será lo que me espera dentro del libro? Digamos que el libro empieza fuertecito, pero rapidamente ves que el resto no desentona, no se va desinflando según avanzan las páginas si no todo lo contrario, va afianzándose con paso firme. Para cuando hemos avanzado lo suficiente, y la introducción cobra un sentido completo dentro de la narración, ya estamos absolutamente imbuidos de la atmosfera de misterio y maldad que envuelve a esta pequeña pedanía soriana.

El libro transcurre practicamente por completo en Aras del Castillo (el nombre también tiene su miga). Es un pueblo como tantos, de esos que van poco a poco quedandose vacios, donde todos se conocen y se critican y donde pasa sus días Prudencia (Pru) una joven de 16 años con estética gótica que vive practicamente para trabajar en la tienda de su tía.

Pru es nuestra protagonista, no es tonta ni mojigata, de hecho tiene fama de zorra en el pueblo, donde ya sabemos que a todos les cuelgan alguna etiqueta. A ella le corresponde esa por influencia de su madre, ya difunta, como si eso se heredara y a veces ella parece querer hacer honor a dicho calificativo. Pero es un personaje al que pronto acabas cogiendole cariño.

El alcalde pedáneo de Aras del Castillo decide emprender un proyecto de repoblación del pueblo y para ello contrata a unos repobladores. Son dos mujeres y un hombre, todos ellos presentan un aspecto extraño y misterioso, sobrenatural, como Pru puede percibir en el primer encuentro con uno de ellos.

La llegada de estos repobladores trae consigo no solo la apertura de la vieja mina y la reconstrucción del castillo, si no también varios hechos extraños. Por un lado Pru comienza a tener extraños sueños en los que incluso interactua con otras personas del pueblo. La gente empieza a comportarse de forma extraña. Comienzan las muertes. Y para terminar el extraño repoblador muestra un interés especial en Pru.

Pru junto con Abel, un muchacho de 18 años del pueblo que se siente atraido por ella, comienza una investigación para intentar averiguar que está pasando en Aras del Castillo. Así conoceremos a más personajes, como el cura o el bibliotecario y la historia seguirá por su derrotero.

LLegados a este punto no contaré más de la trama por que prefiero que vayais descubriendolo vosotros con la lectura, pero sí quiero hacer incapié en los personajes. Suena un poco cursi si digo que todos los personajes tienen alma, con esto me refiero a que el autor ha creado los personajes pensando en todos los detalles, son creíbles, interactuan muy bien entre ellos, se les coge aprecio y te das cuenta que sí te importa lo que les pase. Para mi eso es lo más grande de un libro. Puede haber una historia que este bien, pero si sus personajes no tienen alma, si son planos, si no te importa lo que les ocurra, entonces cierras el libro y lo echas a un lado. En este caso no es así, son los personajes los que te mantienen atrapado, los que hacen que quieras seguir leyendo.

Pero la historia no se queda atrás, es magnífica la manera que tiene el autor de mezclar esos elementos sobrenaturales en un entorno de lo más anodino, como hacer aparecer seres como los reprobladores junto a habitantes de un pequeño pueblo sin que parezca que está fuera de lugar, porque el hilado de la historia es tan bueno que te encuentras sumergida en ella.

Luego también ayuda que el libro esté muy bien escrito. Javier Vivancos escribe muy bien, esto es un hecho, y eso ayuda mucho a que durante la lectura no empieces a divagar viendo faltas de ortografía o de estilo, frases incoherente o mal expresadas, repeticiones constantes. Por que creedme eso pasa a veces incluso en libros en papel publicados por grandes editoriales. Pero aquí no es el caso.

En cuanto a las escenas de terror aquí de nuevo se conjugan dos tipos de terror, psicológico por un lado, muchas veces pasas más miedo con la anticipación de lo que puede ocurrir que con el momento en el que ocurre. Pero también hay terror visual, palpable, del que a veces te hace parar para poder continuar leyendo. Lo que está pasando en Aras del Castillo es oscuro, es sádico es cruel y sanguinario y eso queda palpable en muchas descripciones a lo largo de la historia.

Me parece un libro muy completo de principio a fin, me ha hecho disfrutar y a veces sufrir, a lo largo de su lectura y eso me encanta, porque lo he leído de un tirón y ultimamente no conseguia que un libro me enganchara tanto.

El final me ha gustado mucho, de hecho todo el desarrollo final me ha parecido impecable, más aún si tenemos en cuenta que según vamos avanzando hacia ese final la narración se vuelve frenética, como si fueramos nosotros los que vamos corriendo hacia ese desenlance hasta dejarnos sin aliento.

He soltado una lagrimita, solo una, por uno de los personajes, porque me ha llegado su soledad. Pero también he sentido esperanza. Y me he quedado con el deseo o el ansia de saber más sobre dos personajes en concreto ¿Continuación? No sé. Quizás es solo querer saber más de algunos personajes que se han quedado envueltos en un cierto misterio.

Os recomiendo el libro sin duda. Podéis encontrarlo en Amazon tanto en formato kindle a un precio increible como en formato físico a un precito también muy asequible.

Para que vayais abriendo boca os dejo el trailerbook del libro.

Título: El sendero del horror
Autor: Javier Nuñez
Edición: Ebook
Páginas: 108 aprox.

——-

El sendero del horror es en realidad la recopilación de dos relatos cortos escritos por Javier Nuñez, del que este libro ha sido mi primera toma de contacto con su obra.

La experiencia no ha podido ser mejor porque he acabado encantada y deseando comenzar a leer otro libro del autor que ya tengo cargado en mi Kindle.

Me ha sorprendido gratamente lo meticuloso que es el autor a la hora de las descripciones, no solo de lo que ven los personajes si no del desarrollo de las situaciones que viven y eso me ha gustado mucho porque es casi como si leyeras en imágenes y eso no es algo precisamente fácil de lograr para un escritor pero Javier Nuñez lo consigue.

Otra cosa a resaltar es que partiendo de una historia cotidiana de lo mas normal lentamente nos vamos viendo envueltos en algo más sobrenatural, pero así sin casi darnos cuenta y al final ese cambio no nos choca en absoluto si no que casi lo esperamos con expectación.

De las dos historias que incluye el libro me quedo con la segunda. Me han gustado mucho las dos pero la segunda es mi favorita.

Aunque mejor si voy una a una.

Las historias que contiene el libro son las siguientes:

-CONTRARRELOJ

La primera historia nos mete de cabeza en la vida de un profesor de secundaria, recién divorciado y con algunos problemas para afrontar esa nueva situación en su vida. Cuando está corrigiendo unos exámenes de repente la impresora se pone en marcha y sale impresa una hoja con una nota de petición de ayuda. Dicha petición se repite por otro medio más tarde y la trama continua hasta que nuestro profesor se verá envuelto en una búsqueda en la que encontrara….. y hasta aquí puedo leer.

Es una historia muy bien llevada, nos va creando expectación poco a poco, con calma, dándonos los toques sobrenaturales muy bien dosificados, para luego ir aumentando la tensión. El final es impactante y personalmente creo que es lo mejor de la historia. El problema es que a mi me ha dado cague de verdad, pero porque precisamente lo que ha utilizado en ese final es algo que me desagrada profundamente y me da bastante grima así que conmigo ha sido efectivo al 100%. De hecho hace años escribí un texto titulado pesadillas en el que se englobaban varias pequeñas historias que eran eso, pesadillas y curiosamente una de ellas tiene mucho que ver con los elementos utilizados en el final de esta historia, con lo cual es obvio que a mi me ha impactado más y ha conseguido el efecto que supongo Javier quería tener sobre el lector.

Lo único que no me ha cuadrado, y eso por ponerle un pero, es el flashback que hay dos meses más atrás cuando el protagonista aún está viviendo con su mujer y entiendo que el autor lo ha puesto para que veamos que la convivencia era insoportable, pero realmente eso no aporta nada a la historia y queda un poco suelto, sin más, sin ese trozo la trama hubiera seguido exactamente igual.

-LA MONEDA

Nuestro protagonista, encuentra una moneda con pinta de ser muy antigua y en un avanzado estado de desgaste. En principio no le da mayor importancia al hecho, hasta que de repente empiezan a ocurrir ciertas cosas.

Este me ha encantado de principio a fin. Volvemos otra vez aquí a partir de una situación cotidiana para poco a poco meternos en un campo más sobrenatural. De nuevo las descripciones que Javier hace de las hechos que se van sucediendo son fantásticas y no hay ningún problema para ir viendo casi la historia en nuestra cabeza.

Los personajes me han gustado mucho y su forma de afrontar lo que les estaba ocurriendo me ha parecido genial. Además entra en juego un personaje histórico sobre el que he leído mucho porque me fascina, así que me ha resultado muy agradable encontrármelo aquí.

En resumen yo diria de Javier Nuñez que tiene una gran facilidad para coger entornos y pesonajes cotidianos y cercanos y acercarlos poco a poco a situaciones sobrenaturales o terrorificas sin que lleguemos a sentirlos lejanos.

Ya tengo ganas de leer el otro libro que tengo de él, titulado Esclavos de la tierra. Ya os contaré.

A vosotros os animo a leer Los senderos del horror, que además encontraréis fácilmente haciendo click en este enlace y que por tan solo 0,89 centimos podéis tener en vuestro Kindle listo para leer.

Título: El traje del muerto
Título original: Heart-Shaped Box
Autor: Joe Hill
Traducción: Julio A. Sierra
Edición: Suma de letras
Páginas: 404

—-

Este es el primer libro de los cinco que elegí para el maratón de agosto organizado por el blog Libros que hay que leer y el blog Momentos de silencio compartido.

Descubrí a Joe Hill a través de su libro de relatos titulado Fantasmas y aunque no era exactamente un conjunto de relatos terroríficos me dejo lo suficientemente impresionada como para seguir leyendo más de este autor.

Con El traje del muerto me ha conquistado para siempre. Creo que es una historia de terror muy bien llevada, que te mantiene expectante durante toda la lectura y que hace que quieras acompañar a los protagonistas esperando que el libro no les deparé un mal final. Porque sí, los dos protagonistas acaban haciendo que te preocupes por ellos.

La historia del libro está tan bien planteada que te sumerges en ella irremediablemente. El estilo de Hill es muy ágil, y no cuesta ningún trabajo ir pasando página tras página y aunque parece que pudiera estancarse en una idea al final ves que es lo justo para que puedas tomar aire.

El final me ha gustado aunque a esas altura ya era predecible, al menos era lo que yo esperaba pero eso no me ha desagradado, sobre todo por que es un libro de terror y aunque contiene dosis de intriga, como va desvelándonos poco a poco todas las piezas necesarias para poder ir viendo como hemos llegado a ese punto, lo que es el final, sobre todo de los protagonistas está cantado. Si bien es cierto que el porqué el fantasma tiene tanto empeño en perseguir a Jude es algo que va variando en la historia y no puedo dar detalles.

El personaje de Jude me encanta, sobre todo por su evolución a lo largo del libro. Al principio lo vemos como el típico músico retirado que ha vivido una vida extrema, saturada de todos los vicios imaginables que simplemente se decida a utilizar mujer tras mujer, a las que les da el nombre del estado del que proceden. Y que tiene una morbosa atracción por todo lo sobrenatural y la muerte. Entre su colección hay todo tipo de objetos extraños y es por eso que cuando le llega un mensaje de una subasta donde el objeto en cuestión es un fantasma, simplemente no puede resistirse a comprarlo.

El fantasma viene vinculado a un traje que fue suyo en vida, y es eso realmente lo que se le envía a Jude, pues supuestamente el fantasma seguirá al traje.

Jude se da cuenta en seguida de que el traje no es un broma, pues puede notar la presencia, no muy amistosa, del fantasma en cuestión. En seguida ve el peligro e intenta hablar con la vendedora y es entonces cuando se da cuenta de que ha caído en una trampa. El fantasma ha sido enviado para matarle, y dañar a todos aquellos a los que quiera y que le ayuden. Nada podrá pararlo hasta que consiga su objetivo, pues el requisito para que el fantasma sea suyo para siempre era comprarlo y ya lo ha hecho.

El otro personaje importante es la actual novia de Jude, que tampoco mantiene su apariencia alocada y superficial que muestra al principio durante el libro, si no que vemos como lo que sabemos de ella es en realidad muy poco, según averiguamos más cosas de su vida y vemos su comportamiento con Jude nos damos cuenta de su valía.

Ellos dos, Jude y Georgia (en realidad su nombre es Marybeth), en compañía de los dos perros de Jude, Angus y Bon, que tienen un papel muy importante en la historia, comienzan una alocada carrera con varios destinos en un desesperado intento de vivir lo suficiente para acabar con el fantasma dispuestos a no morir sin luchar.

Venganzas, fantasmas dispuestos a arrastrarte al infierno, infancias traumáticas, terribles secretos de familia, y una gran descripción de las personalidades y características de los habitantes de sur de los Estados Unidos. Pues aunque partimos de Nueva York donde está al comienzo de la historia Jude, nos vamos moviendo en este viaje en carretera a los distintos destinos. Georgia, Florida y la Luisiana natal de Jude, donde concluye la parte más importante del viaje.

Me ha gustado mucho el libro, he disfrutado mucho con la lectura, hasta tal punto que me era imposible dejar de leer, con la ansiedad que provoca saber que al cerrarlo dejas a los personajes suspendidos en un peligroso hilo que puede ser cortado en cualquier momento.

Me encanta la crudeza de Joe Hill y me gusta mucho su manera de escribir y de envolvernos en la historia. Me fascina como trata a sus personajes, presentándolos de una manera poco atractiva, su apariencia que queda poco a poco apartada para dar paso a sus personalidades reales.

Joe Hill, el autor

Joe Hill tiene una carrera prometedora como escritor, y aunque es hijo de Stephen King y eso puede ser un reto para cualquiera, creo que el ha salido victorioso porque escribe de una forma muy personal, muy diferenciada de la de su padre. Tiene un estilo propio y se agradece que así sea porque aporta mucho al género del terror.

Os recomiendo que si queréis leer algo de este autor comencéis por este libro, porque para mi es un libro redondo.

Os dejo el trailer book del libro, pero la versión en inglés, porque el trailer book en español de Suma de Letras no me gusta nada.

Título: La cama número 12
Autor: Dean R. Koontz
Edición: Epub

—————–

Este es un relato corto de autor Dean R. Koontz que tiene nombre propio dentro del género de terror.

El relato es muy breve, pero encierra mucha crítica y tal vez resignación en sus páginas.

Tiene una ambientación en un futuro cercano, con algún toque futurista, como los robots encargados del cuidado de los ancianos, pero no es un terror de impacto de sangre, de demonios, es más bien un terror psicológico por lo cercano de sus planteamientos y lo plausible de la historia.

El narrador es uno de los ancianos que han sido confinados en un hospital al que van a parar todas las personas al llegar a cierta edad en la que ya no son útiles para la sociedad. Se supone que son una molestia y como tal los apartan y confinan en estos lugares de donde ya no saldrán hasta su muerte.

La resignación de estos hombre es lo que impresiona en un principio pero la historia nos lleva directamente a un acontecimiento que tiene lugar cuando el nuevo habitante de esta habitación número 12 no es un anciano si no una persona joven y sana.

Seguramente ha sido una equivocación, pero como se ve eso no importa, porque una vez que alguien entra en ese hospital ya no saldrá jamás. Los robots no saben de confusiones posibles ni de quejas al respecto. Tienen una serie de programas incorporados que tienen que ver con el cuidado y confinamiento de los ancianos y todo lo que se salga de eso no existe para ellos.

Se ve como va cambiando la actitud de hombre joven según nos lo va narrando el anciano, hasta que llegamos al detonante que hará plantearse una salida para todos ellos.

No puedo contar más, pero el relato está impregnado en todas sus páginas de un estoicismo y resignación que queda aún más marcado con el desenlace.

Lo terrible del relato, lo que resulta realmente espeluznante es como el autor coge algo que puede resultarnos no tan sorprendente y lejano y lo lleva al extremo de pesadilla frustrante e inamovible.

Si no habéis leído nada del autor os recomiendo este relato, es una forma fácil de tener una primera toma de contacto, porque aunque se aleja un poco de la temática habitual del autor aunque sigue perteneciendo al género de terror, si vemos en el como el autor sabe in introduciéndonos en el relato y guiándonos perfectamente hasta el final.

Dean R. Koontz nació en Pensilvania en 1945, se dedica exclusivamente a escribir y sus libros ha sido traducidos a 17 idiomas. Algunas de sus obras han sido adaptadas en cine y televisión y entre los galardones que ha conseguido está el prestigioso Bram Stoker.

Mi primera toma de contacto con este autor fue hace muchos años con “Los servidores de crepúsculo” y desde entonces muchos libros suyos han pasado a ocupar su sitio entre mis estantes, así que como veis merece la pena leerle.

Leer la página 99 del libro