Título: Aldwyn y la profecia
Autor: Adam Jay Epstein y Andrew Jacobson
Edición: Ediciones B
Páginas: 297

Cuando vi la portada del libro me pareció muy bonita, pero me hizo pensar en que el libro sería una historia de animales. No sé porque pensé, que estaría ambientada en un mundo de animales tipo fábula, como pasa en muchas historias para niños. Pero aunque si es cierto que los tres protagonistas principales son animales, el mundo en el que se desarrolla es un mundo humano. Un mundo en el que la magia está muy presente.

Los animales protagonistas en realidad no son animales comunes. De hecho en la historia vamos a encontrar dos tipos de animales, los comunes, y otros con poderes mágicos llamados los familiares, y cuyo propósito es ser los fieles compañeros de un mago.

Más que la máscota de un mago en realidad se convierten en algo más profundo, como dos partes de un mismo ser. Me ha recordado un poco a los Daemoniuns de la trilogía de Luces del Norte. Y aunque no llega a ser una conexión tan profunda si da la sensación de estar destinados a estar juntos a sentirse necesitado uno de otro, el familiar y el mago. Si los magos llaman familiar al animal que lo acompañará toda la vida, los familiares llaman leales a sus magos. Ambos deben estar unidos y sus poderes, destinos, y ambiciones deben complementarse, de hecho la elección es mutua, una especie de atracción de uno hacia el otro, de haber encontrado ese trozo que le falta para sentirse completo.

Aldwyn, nuestro protagonista, es un gato callejero que vive en la ciudad de Torrepuente. Aldwyn es un gatito huerfano que se ha criado en las calles y que sabe muy bien como valerse por si mismo, pero en el momento de comenzar la historia está metido en un buen lío. Al intentar robar un pescado con el que llenarse la panza, cae en la trampa de un cazador de recompensas que ha sido contratado por el pescadero. El caza recompensas es famoso por que nadie a conseguido escapar de él. Aldwyn consigue salir de la trampa y comienza entonces una persecución vertiginosa por todo Torrepuente, hasta que en su huida va a parar a un tienda repleta de animales en diferentes jaulas. Se encierra en una de ellas al oir que llega gente y es entonces cuando aparece un joven mago acompañado de su maestro para elegir a su familiar, que no será ni más ni menos que Aldwyn.

Aldwyn no es un familiar, no tiene poderes, pero la atracción que ha sentido por Jack al estar a su lado, y el deseo de vivir y poder escapar de su perseguidor hace que tome como buena la opción de ser el familiar de Jack y llevar a cabo la farsa el tiempo que sea necesario.

Lamentablemente las cosas se complican y al poco de estar en la casa del maestro de Jack junto a otros dos niños magos, Dalton y Marianne con sus respectivos familiares, Skylar una arrendajo y Gilbert una rana, una catástrofe tiene lugar. Son atacados, el mago Kalstaff, maestro de los chicos, es asesinado y los tres jovenes magos secuestrados. Antes de morir Kalstaff logra hacerles un conjuro de protección a los tres magos pero ese escudo desaparecerá en unos días y entonces podrán ser asesinados por la malvada Reina Loranella. Ese es el tiempo que nuestros valientes amigos tendrán para buscar una manera de liberar a sus leales.

Es un libro bonito, ameno y apto para cualquier edad. En la contraportada está recomendado para niños de más de 8 años, pero es un libro que se le puede leer a niño más pequeños, aunque si es el propio niño el que va a leerlo, al menos tiene que tener un buen nivel de lectura y de comprensión, porque el lenguaje aunque es claro no es simplista, la letra es un tamaño normal y son casi 300 páginas. Ningún problema si un niño acostumbrado a leer lo coge con ganas, pero si el niño aún no tiene dominada la lectura puede ser una tarea un tanto ardua.

El libro, según termina, da lugar a pensar en una continuación. Digamos que la historia en sí acaba, pero en realidad el final da pie a todo un inicio de aventuras, y también deja en el aire varias incognitas sobre Aldwyn que estaría bien ir descubriendo en alguna entrega posterior.

A mi me ha gustado mucho, sobre todo por los personajes protagonistas, los tres animales. Se ve en ellos, valentía y debilidades, deseos y miedos. En el caso de Aldwyn el hecho de no tener poderes y mentir sobre ello le termina presentando algunos problemas, pero en muchas ocasiones mientras intenta seguir la aventura sin desvelar su secreto vemos como recurre a su ingenio y toda su picardía cultivada en su vida como gato callejero, para salir de las peores situaciones e incluso salvar a sus compañeros.

Aldwyn quizá no tenga poderes, pero le impulsa el deseo de liberar a su leal, de no querer separarse de él y sobre todo de formar parte de algo.

Los autores de libro son Adam Jay Epstein y Andrew Jacobson. El primero es de Nueva York y el segundo de Wisconsin, pero se conocieron en un párking de Los Ángeles. Desde entonces han formado equipo escribiendo guiones para cine y televisión. Y con Aldwyn y la profecía han dado vida a su primera novela.

Podéis visitar la página del libro www.thefamiliars.com donde encontraréis más información acerca del libro, los autores y los familiares protagonistas de la historia. También tiene otras cosas como un test para averiguar cual sería tu familiar ideal y algunas cosillas más.

Os dejo también el trailer Book de libro.

It's only fair to share...Email this to someoneShare on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on Tumblr0

Deja un comentario