Título: Kate Jacobs
Autor: Kate Jacobs
Edición: Maeva
Páginas: 366

—-

Hace tiempo que le había echado el ojo a esta autora, pero no sé porque no lograba decidirme. Primero pensé en leer El club de los viernes pero lo fui dejando hasta que salió la continuación que tampoco logro decidirme. Pero reconozco que cuando Maeva publico este libro de Kate Jacobs, entonces supe que ese estaba hecho para mi. Con Amigas entre fogones no tuve ninguna duda, quería leerlo ya.

A mi me encanta la cocina y uno de los canales que más se ven en mi casa es precisamente el Canal Cocina, así que por un lado el argumento, por otro la preciosa portada, que esto ya es una constante en Maeva que cuidan muchísimo este aspecto, y la personalidad que ya se deja vislumbrar de la protagonista con solo leer el resumen del libro, me hizo ver que el libro me iba a encantar, y aunque a veces luego una se lleva desengaños no ha sido así en este caso.

En el libro encontramos a Gus, una mujer que partiendo de una situación dificil supo seguir adelante y conseguir fama gracias a un programa de cocina. Gus es una mujer con mucho magnetismo y una anfitriona perfecta, y se vale de eso para triunfar, pero al inicio del libro la encontramos a punto de cumplir los cincuenta, sin ganas para celebrar su cumpleaños y con el anuncio de que su programa está bajando de audiencia.

Todo esto desencadenará una serie de acontecimientos que nos descubrirán al resto de personajes.

A Gus se le propone hacer una receta en directo en un programa, para sustituir a otra persona y es un éxito, pero la otra persona no es ni mas ni menos que Carmen Vega, una ex Miss española que está triunfando en la red con un programa corto. Y Carmen a llegado para quedarse, lo cual le creará no pocos problemas a Gus.

Gus tiene que presentar un nuevo programa de cocina que será en directo y en principio tendrá invitados del mundo del deporte, pero el gran día por problemas meteorológicos los invitados fallan y tendrán que improvisar. Al final se encontrará haciendo el programa con sus hijas Sabrina y Aimee, su vecina Hannah, su productor culinario Oliver y el dueño de Farm Flex Troy ex de Sabrina y por supuesto con Carmen Vega, que consigue llegar a la emisión.

El programa es una locura porque casi ninguno de los integrantes sabe cocinar pero es todo un éxito de audiencia y tienen que seguir todos hasta que acaben los episodios programados.

Lo mejor del libro son sin dudas los personajes. El entorno, la situación todo lo que nos cuentan está al servicio de estos personajes y nos deja ver claramente sus personalidades. Las situaciones, en muchas ocasiones delirantes, como cuando se está grabando el programa, tienen la esencia en dichos personajes.

Me ha encantado descubrirlos, y me ha gustado el ritmo del libro, que nos va llevando de un personaje a otro y nos muestra poquito a poco las peculiaridades y problemas por los que han tenido que pasar todos ellos.

Pero he de decir que me he encariñado con ellos, me ha encantado conocerlos y acompañarles durante estos momentos de su vida y sin duda me encantaría volver a reunirme con ellos. Y eso es algo muy importante en un libro, que consigas que los personajes te lleguen.

Puede haber una historia que esté muy bien, pero si los personajes te son indiferentes no hay nada que hacer, pero en este caso hasta los personajes que en principio pudieran parecer “malos” tienen su propio corazón y sus propias motivaciones y eso hace que también acabes cogiendoles cariño.

Kate Jacobs además tiene una habilidad increible para ir hilando la historia enredando a los personajes con pequeñas puntadas que les hacen ir acercadose. Hay momentos maravillosos en el libro como el que tiene lugar con Gus y sus hijas en el fin de semana que tienen que pasar juntos todos los del programa, para aprender a trabajar en equipo. Y ese fin de semana ayudará a muchos entre ellos a Hannah, cuyo misterio se va revelando poco a poco y quizás sea la que más avanza en su vida.

Este sin duda es uno de esos libros que hay que leer, porque habla de cosas importantes, de la relación entre las personas, de la familia, del amor, de luchar por lo que uno quiere y de superar todo aquello que no nos deja seguir. Y por si esto no fuera poco, lo hace de forma sencilla, divertida y en muchos casos cargada de sentido del humor.

A mi por supuesto me han quedado muchas ganas de seguir leyendo cosas de la autora, así que pongo en mi lista “El club de los viernes” y su continuación, pero si os soy sincera, lo que de verdad quiero es que Kate Jacobs me de la oportunidad de saber más cosas de estos personajes a los que tanto cariño he cogido.

Sí teníais dudas de si leer el libro o no, no os lo penséis, leedlo, porque os aseguro que no será tiempo perdido.

It's only fair to share...Email this to someoneShare on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on Tumblr0

1 comentario

  1. YO tengo pendiente El club de los viernes, que tan bien lo pone la gente. Pero empecé con mal pie´con él ya que empecé a leerlo durante el primer trimestre de mi embarazo, y me sentía tan mal que fue incapaz de leer, ni ése ni ningún otro libro durante dos meses. Así que lo tuve que dejar hacia la página 50. Y ahora me da miedo retomarlo…
    Pero por lo que cuentan de ése y lo que tú cuentas de éste, son libros totalmente de m estilo. Los títulos me encantan y las portadas no te digo!

Deja un comentario