Título: El traje del muerto
Título original: Heart-Shaped Box
Autor: Joe Hill
Traducción: Julio A. Sierra
Edición: Suma de letras
Páginas: 404

—-

Este es el primer libro de los cinco que elegí para el maratón de agosto organizado por el blog Libros que hay que leer y el blog Momentos de silencio compartido.

Descubrí a Joe Hill a través de su libro de relatos titulado Fantasmas y aunque no era exactamente un conjunto de relatos terroríficos me dejo lo suficientemente impresionada como para seguir leyendo más de este autor.

Con El traje del muerto me ha conquistado para siempre. Creo que es una historia de terror muy bien llevada, que te mantiene expectante durante toda la lectura y que hace que quieras acompañar a los protagonistas esperando que el libro no les deparé un mal final. Porque sí, los dos protagonistas acaban haciendo que te preocupes por ellos.

La historia del libro está tan bien planteada que te sumerges en ella irremediablemente. El estilo de Hill es muy ágil, y no cuesta ningún trabajo ir pasando página tras página y aunque parece que pudiera estancarse en una idea al final ves que es lo justo para que puedas tomar aire.

El final me ha gustado aunque a esas altura ya era predecible, al menos era lo que yo esperaba pero eso no me ha desagradado, sobre todo por que es un libro de terror y aunque contiene dosis de intriga, como va desvelándonos poco a poco todas las piezas necesarias para poder ir viendo como hemos llegado a ese punto, lo que es el final, sobre todo de los protagonistas está cantado. Si bien es cierto que el porqué el fantasma tiene tanto empeño en perseguir a Jude es algo que va variando en la historia y no puedo dar detalles.

El personaje de Jude me encanta, sobre todo por su evolución a lo largo del libro. Al principio lo vemos como el típico músico retirado que ha vivido una vida extrema, saturada de todos los vicios imaginables que simplemente se decida a utilizar mujer tras mujer, a las que les da el nombre del estado del que proceden. Y que tiene una morbosa atracción por todo lo sobrenatural y la muerte. Entre su colección hay todo tipo de objetos extraños y es por eso que cuando le llega un mensaje de una subasta donde el objeto en cuestión es un fantasma, simplemente no puede resistirse a comprarlo.

El fantasma viene vinculado a un traje que fue suyo en vida, y es eso realmente lo que se le envía a Jude, pues supuestamente el fantasma seguirá al traje.

Jude se da cuenta en seguida de que el traje no es un broma, pues puede notar la presencia, no muy amistosa, del fantasma en cuestión. En seguida ve el peligro e intenta hablar con la vendedora y es entonces cuando se da cuenta de que ha caído en una trampa. El fantasma ha sido enviado para matarle, y dañar a todos aquellos a los que quiera y que le ayuden. Nada podrá pararlo hasta que consiga su objetivo, pues el requisito para que el fantasma sea suyo para siempre era comprarlo y ya lo ha hecho.

El otro personaje importante es la actual novia de Jude, que tampoco mantiene su apariencia alocada y superficial que muestra al principio durante el libro, si no que vemos como lo que sabemos de ella es en realidad muy poco, según averiguamos más cosas de su vida y vemos su comportamiento con Jude nos damos cuenta de su valía.

Ellos dos, Jude y Georgia (en realidad su nombre es Marybeth), en compañía de los dos perros de Jude, Angus y Bon, que tienen un papel muy importante en la historia, comienzan una alocada carrera con varios destinos en un desesperado intento de vivir lo suficiente para acabar con el fantasma dispuestos a no morir sin luchar.

Venganzas, fantasmas dispuestos a arrastrarte al infierno, infancias traumáticas, terribles secretos de familia, y una gran descripción de las personalidades y características de los habitantes de sur de los Estados Unidos. Pues aunque partimos de Nueva York donde está al comienzo de la historia Jude, nos vamos moviendo en este viaje en carretera a los distintos destinos. Georgia, Florida y la Luisiana natal de Jude, donde concluye la parte más importante del viaje.

Me ha gustado mucho el libro, he disfrutado mucho con la lectura, hasta tal punto que me era imposible dejar de leer, con la ansiedad que provoca saber que al cerrarlo dejas a los personajes suspendidos en un peligroso hilo que puede ser cortado en cualquier momento.

Me encanta la crudeza de Joe Hill y me gusta mucho su manera de escribir y de envolvernos en la historia. Me fascina como trata a sus personajes, presentándolos de una manera poco atractiva, su apariencia que queda poco a poco apartada para dar paso a sus personalidades reales.

Joe Hill, el autor

Joe Hill tiene una carrera prometedora como escritor, y aunque es hijo de Stephen King y eso puede ser un reto para cualquiera, creo que el ha salido victorioso porque escribe de una forma muy personal, muy diferenciada de la de su padre. Tiene un estilo propio y se agradece que así sea porque aporta mucho al género del terror.

Os recomiendo que si queréis leer algo de este autor comencéis por este libro, porque para mi es un libro redondo.

Os dejo el trailer book del libro, pero la versión en inglés, porque el trailer book en español de Suma de Letras no me gusta nada.

Título: La cama número 12
Autor: Dean R. Koontz
Edición: Epub

—————–

Este es un relato corto de autor Dean R. Koontz que tiene nombre propio dentro del género de terror.

El relato es muy breve, pero encierra mucha crítica y tal vez resignación en sus páginas.

Tiene una ambientación en un futuro cercano, con algún toque futurista, como los robots encargados del cuidado de los ancianos, pero no es un terror de impacto de sangre, de demonios, es más bien un terror psicológico por lo cercano de sus planteamientos y lo plausible de la historia.

El narrador es uno de los ancianos que han sido confinados en un hospital al que van a parar todas las personas al llegar a cierta edad en la que ya no son útiles para la sociedad. Se supone que son una molestia y como tal los apartan y confinan en estos lugares de donde ya no saldrán hasta su muerte.

La resignación de estos hombre es lo que impresiona en un principio pero la historia nos lleva directamente a un acontecimiento que tiene lugar cuando el nuevo habitante de esta habitación número 12 no es un anciano si no una persona joven y sana.

Seguramente ha sido una equivocación, pero como se ve eso no importa, porque una vez que alguien entra en ese hospital ya no saldrá jamás. Los robots no saben de confusiones posibles ni de quejas al respecto. Tienen una serie de programas incorporados que tienen que ver con el cuidado y confinamiento de los ancianos y todo lo que se salga de eso no existe para ellos.

Se ve como va cambiando la actitud de hombre joven según nos lo va narrando el anciano, hasta que llegamos al detonante que hará plantearse una salida para todos ellos.

No puedo contar más, pero el relato está impregnado en todas sus páginas de un estoicismo y resignación que queda aún más marcado con el desenlace.

Lo terrible del relato, lo que resulta realmente espeluznante es como el autor coge algo que puede resultarnos no tan sorprendente y lejano y lo lleva al extremo de pesadilla frustrante e inamovible.

Si no habéis leído nada del autor os recomiendo este relato, es una forma fácil de tener una primera toma de contacto, porque aunque se aleja un poco de la temática habitual del autor aunque sigue perteneciendo al género de terror, si vemos en el como el autor sabe in introduciéndonos en el relato y guiándonos perfectamente hasta el final.

Dean R. Koontz nació en Pensilvania en 1945, se dedica exclusivamente a escribir y sus libros ha sido traducidos a 17 idiomas. Algunas de sus obras han sido adaptadas en cine y televisión y entre los galardones que ha conseguido está el prestigioso Bram Stoker.

Mi primera toma de contacto con este autor fue hace muchos años con “Los servidores de crepúsculo” y desde entonces muchos libros suyos han pasado a ocupar su sitio entre mis estantes, así que como veis merece la pena leerle.

Leer la página 99 del libro

Título: Orgullo y prejuicio y zombis
Autor: Seth Grahame-Smith y Jane Austen
Edición: Umbriel
Páginas: 384

—————–

No puedo evitar comenzar esta reseña de una manera tajante diciendo que la lectura de este libro es una total y absoluta pérdida de tiempo. No merece la pena lo mires por donde lo mires, a no ser que tengas alguna motivación especial para querer leerlo. Pero tanto si eres fan del género zombi como si lo eres de las novelas de Jane Austen lo más seguro es que termines la lectura, eso si la terminas, con la sensación de que es el mayor ejemplo de como un escritor puede saltar a la fama sin hacer el más mínimo esfuerzo.

Primero me gustaría explicaros mis motivaciones para haber intentado, esta vez sí lo he conseguido, leer el libro entero, después de un primer intento hace años, en el que lo abandoné sin haber llegado apenas a la página 100.

Mis motivaciones fueron por un lado que acababa de leer Orgullo y Prejuicio de Jane Austen y estaba metida en su universo gracias a esa lectura junto con películas y series varias que he visto relacionadas con ella. Y a esto le añadimos que me encanta Jane Austen y me encantan los zombis. Pensé que era ahora o nunca y más después de esa primera intentona fallida de leer el libro. Y a pesar de que todos estos años he estado convencida de que hice bien en no terminar de leerlo, ha sido este capricho mío de volver a intentarlo el que me ha mostrado que no solo tenía razón si no que además ha vuelto a enemistarme con el autor con el que me había reconciliado gracias a otro libro del que ya os hablaré en otro momento.

No voy a ser tan atrevida como para decir que Seth Grahame-Smith se haya reído de todos los lectores de este libro limitandose a coger un clásico de la literatura inglesa copiando tal cual palabra por palabra y colocando una pincelada aquí y otra allá, para intentar colar con calzador un ambiente lleno de zombis. Tampoco voy a pensar tan mal como para decir que el tiempo máximo que parece haberle dedicado al libro debe ser el mínimo necesario para repetir una y otra vez, las mismas frases sobre el entrenamiento en china de las guerreras Bennet o la disposición de Elizabeth a solucionar todos sus pesares infringiéndose los siete cortes de la vergüenza.

En realidad los cambios con respecto a la historia original pueden ser explicados en un párrafo de un máximo de 10 lineas y nos ahorramos el sufrimiento de leer el resto. No estoy diciendo que no merezca la pena leer la historia, lo que no merece la pena es leer los añadidos de Grahame-Smith y para la historia en sí ya tenemos el original que es bastante mejor.

Le reconozco al autor, eso sí, que gracias a este libro, resurgiera con fuerza el interés en los zombis, para eso si sirvió, pero eso es todo.

La guía de lectura que está al final del libro y que consta de 9 preguntas para una supuesta profundización en la trama no dejan ser curiosa, tampoco es una cosa de morirse de risa, pero algo es algo.

Otro de los escasos puntos a favor es que el libro tiene unas ilustraciones en blanco y negro que tienen su gracia, al menos eso si me ha gustado del libro. Os pongo alguna para que juzguéis vosotros mismos.

Elizabeth mostrándole sus dotes para las artes mortales a Lady Catherine

Elizabeth mostrándole sus dotes para las artes mortales a Lady Catherine

La primera declaración de Darcy a Elizabeth

La primera declaración de Darcy a Elizabeth

Darcy al rescate de Elizabeth ante una horda de zombis en Pemberley

Darcy al rescate de Elizabeth ante una horda de zombis en Pemberley

Darcy y Elizabeth felices y unidos en su lucha contra los zombis

Darcy y Elizabeth felices y unidos en su lucha contra los zombis

Es cierto también que a partir de este libro surgieron todo tipo de adaptaciones de clásicos no solo al universo zombi como La casa de Bernarda Alba zombi o Lazarillo Z, si no tocando ya todos los géneros posibles, “Androide Karenina”, Sentido y sensibilidad y monstruos marinos”, “Jane Slayre” y una larga lista de títulos por el estilo.

De todos estos solo he leído este que os comento y el de la Casa de Bernarda Alba zombi que sí me gustó. Pero ese me gustó porque está más trabajado, desde el inicio del libro en el que te pone en antecedentes e intenta crear una explicación para ese escrito y ya te ambienta en los cambios ocurridos en el libro original, hasta la forma de encajar los zombies en la narración. Ese sí merece la pena, aunque igual que aquí los cambios se encajan sobre el texto original creo que en La Casa de Bernarda Alba zombi, quizás por su brevedad y por la molestia que se han tomado en que todo encaje en la ambientación, ha sido más acertado el resultado.

Pero no así en el libro que nos ocupa. Ni siquiera los ataques zombies, ni la lucha entre los personajes, ni la zombificación de Charlotte resulta mínimamente interesante, si no absurda y ridícula sin ni siquiera poder justificarlo como una parodia.

De todas formas, se que me reconciliaré con el autor, pues otro de sus libros “Cómo sobrevivir a una película de terror” si me gustó mucho, lo encontré divertidísimo e imprescindible para amantes del género. Pero ya os hablaré con más detalle de ese libro. También creo que quizás le de una oportunidad a Abraham Lincoln Vampire Hunter, como gesto de buena voluntad.

Pero en cuanto a este primer libro de Grahame-Smith ni os molestéis en buscarlo para echar un vistazo, ya no digo leerlo.

Título: Transmutación
Autor: Sergio G. Ros
Edición: E-book
Páginas: 395 (aprox)

————

Después del buen sabor de boca que me dejó la lectura de El ladrón de compresas de Sergio G. Ros, cuya reseña podéis leer aquí, tenía claro que iba a leer el resto de libros que ha escrito el autor. Continué por Transmutación por que la sinopsis me pareció muy atractiva, con un cierto toque metafísico a lo Paul Auster, y el autor me dijo que era un libro de fantasía. Como el otro libro que quedaba El valle del demonio, era de terror, decidí dejarlo para el final, como hago con todo lo que más me gusta.

Pero con transmutación me he llevado una inmensa sorpresa, no por la forma de escribir del autor, ni por lo bien que se documenta, por que eso ya lo sabía de la lectura del anterior libro, si no por lo versátil que puede llegar a ser y por lo difícil que es encajar este libro en un género concreto.

Eso es realmente bueno, porque toca muchos puntos, muchos géneros, muchas historias en una y muchas formas de narrar, vas avanzando por la lectura y cuando crees que ya tienes todo bien atado, de repente el relato cambia y te sorprende con algo nuevo, algo con lo que no contabas y que te tiene pegada a las páginas deseando ver en que acaba todo esto.

Pero lo bueno de Sergio G. Ros como escritor son los personajes, me encantan sus personajes, todos, unos por buenos, otros por malos, otros por ambiguos. Pero todos cumplen su papel. Si hay un malo al que consigues despreciar profundamente desde la segunda linea desde que su personaje entra en acción es que es un malo de calidad.

El libro de Sergio G. Ros es toda una experiencia, te lleva por la vida cotidiana, por la magia más increíble, por el terror que inspira la propia locura humana, por la guerra, por el crecimiento personal, y todo ello lo enlaza de forma que nada chirríe, que nada se pierda al azar.

Comenzamos el relato conociendo a dos de los personajes principales. El origen de todo comienza en un recuerdo de Jumba, durante la guerra, cuando encuentra a Asima.

Para enseguida volver al presente en España, donde Daniel en un acto impulsivo decide robar el coche de Jumba. El problema es que el coche contiene algo que traerá ciertas consecuencias.

A partir de aquí nos iremos moviendo por distintos países y mediante flashbacks que rescatan los recuerdos de Jumba, podremos ir enlazando todo hasta entender la historia al completo.

El libro se divide en varias partes y está división no es pura estética si no que da un cambio en la narración, estos giros que comentaba yo, que hacen que se te derrumben las supuestas teorías que te vas haciendo mientras lees, cuando crees que lo tienes todo atado, algo nuevo viene a hacerte cambiar de opinión.

Los personajes son fabulosos, los protagonistas principales te enganchan casi desde el principio y el resto son un buen respaldo a la historia.

Me ha encantado como Sergio es capaz de resultar instructivo, bendita documentación, en todos los temas que va tocando, lo que hace que tu interés aumente y te sientas más dentro de la historia.

Me ha entusiasmado la parte que se desarrolla en Maine. No he podido evitar sentirme como en un relato del Tito King, hay incluso alusiones a él (mirad la cita literaria de este mes), pero el ambiente, la situación es un puro homenaje al escritor. Y lo mejor de todo es que Sergio es capaz de encajar esa parte en el relato principal sin problema, igual que hace con todas las historias que van derivando hacia la parte que se desarrolla en la actualidad.

En cuanto a los temas de artes marciales, los de la vida como mercenario de Jumba y los de armamento y ejercito están perfectamente documentados, me entusiasma este aspecto en general porque cuando me topo con un libro así que detalla muchos de estos aspectos siempre consulto con un experto en estos temas que me pilla muy a mano, y al cual le agradezco que responda a todas mis preguntas con entusiasmo. Y en este caso corrobora que el libro es muy correcto en ese tema.

Me encantaría contar mil detalles del libro, la atmósfera claustrofóbica de la parte de Maine, la desolación y crudeza de la guerra, la influencia y el oscuro atractivo de la magia, y el descubrimiento de aquello que habita en lo más profundo y lo controla todo. Pero no quiero desvelar nada importante, porque es un libro que hay que ir descubriendo mientras se lee. Seguramente lo volveré a releer dentro de un tiempo, pero se que la primera lectura de un libro así siempre es única, así que no quiero robaros ese momento diciendo más de la cuenta.

—–

Las citas que ha elegido el autor para el comienzo del libro son de dos de mis libros favoritos de dos de mis autores favoritos, así que para mi ha sido un inmejorable comienzo. Además es uno de los libros en los que más trozos he subrayado para ponerlos como citas, porque algunas no tienen precio. Os voy a dejar aquí unas cuantas.

“La gente me suele mirar extrañada: un adolescente leyendo en el autobús, en la cola del banco, en la sala de espera del médico, en el parque cuando hace un día soleado. Pero si lo piensas bien, la vida tiene muchos tiempos muertos; espacios donde no ocurre nada. Yo los aprovecho para leer: saboreo las páginas y las disfruto, procuro concentrarme mucho, aislándome del bullicio que me rodea, y, al mismo tiempo, soy consciente del sol, de la brisa, del olor. En cierta forma, siento que estoy vivo. Es, para mí, una especie de trance, de inyección de oxígeno, de meditación”

“-Una novela de Murakami, ¿lo conoces?
-No, ni idea, ¿es japonés?
-Sí, un autor muy famoso.
-¿Por qué te gusta?
-Porque describe muy bien los sentimientos normales de la gente normal. Describe sutilmente los complejos que pueden ser, y lo hace con la delicadeza de quien interpreta una partitura de piano.
Me quedo con la boca abierta.
>>Pero a mucha gente no le gusta Murakami. Piensan que es superficial y catalogan a sus libros de cultura Pop.”

“Para correr es distinto. Varía según el estado de ánimo. Normalmente escucho bandas sonoras. Desde Rocky hasta Memorias de África. Esta tarde, en concreto, escucho la banda sonora de Los Inmortales, con un montón de buenas canciones de Queen. Al llegar a “Who wants to live forever” interpretada por Freddie Mercury y escrita por Brian May he sentido como si corriera por medio de un gran valle de hierba crecida, azotado por la brisa. ”

“Normalmente aprender a pelear implica anti-naturalidad. Te tienes que dedicar a deshacer y deshacer el camino recorrido por tu cuerpo desde la infancia: le pides que haga lo contrario a lo que está acostumbrado. Y eso, no es fácil. Durante los entrenamientos puedes someter a tu cerebro a cierta presión, controlar de manera consciente tus acciones, pero lo que uno pretende cuando de verdad quiere saber pelear es que el cuerpo reaccione en milésimas de segundo de una manera consciente.”

—–

El ladrón de compresas me encantó y reconozco que seguramente tenga más éxito por que es una lectura para todos los públicos, no me mal entendáis, lo que quiero decir es que es del tipo de libros que pueden enganchar a cualquier lector independientemente de sus preferencias en cuanto a géneros. Pero sí bien es cierto, que Transmutación puede ser un libro más complejo o que atraiga a un sector más concreto de lectores, también lo es que aquellos lectores que entren en sintonía con él no se sentirán defraudados. De hecho os confieso que si el ladrón de compresas me encantó, este me ha entusiasmado, me ha gustado más aún. Y tengo grandes esperanzas puestas en El valle del demonio.

Podéis adquirir Transmutación en Amazon a un precio irresistible, 0,89 €

El autor acaba de publicar su nuevo libro, Luciano Wong (Libro I) Mâ que puede adquirirse ya en Amazon. El libro tiene una pinta impresionante y no tardaré en leerlo. Ya os contaré, pero creo que es un libro que puede interesar a un publico muy variado. Tenéis la sinopsis aquí.

Título: Los últimos días de la sombra
Autor: Javier Vivancos
Edición: La Fragua del Trovador
Páginas: 350

—————

Estoy encantada de descubrir nuevos autores, sobre todo dentro del género del terror. Los días de la sombra es el primer libro que leo de Javier Vivancos, pero es seguro que no será el último.

Cuando comenzamos el libro, enseguida nos damos cuenta de que estamos ante una distopía cercana. Una distopía es lo contrario de una utopía. En este caso la historia no se desarrollaría en un mundo idealizado y perfecto si no en un mundo malvado y retorcido, una continuación de una sociedad real que en cierto punto se ha retorcido hasta llegar a una situación cruel y pavorosa.

Este es el mundo en el que comenzamos la historia. Es perfectamente reconocible en muchos aspectos, pero pronto nos damos cuenta de que hay varias diferencias, y ninguna buena. Hay un gobierno mundial, como ya avisaban todas las teorías conspiranoicas en diferentes modos y épocas, que ha llegado a ese control total del mundo por parte de un grupo concreto.

El control sobre la población es total, incluso llevan implantado un chip que sirve para ser identificados en todo momento y como pronto veremos incluso para ser reducidos.

La prensa impresa ha desaparecido, está prohibida y solo subsisten unos panfletos clandestinos y alarmistas que pretenden dar a conocer a la población todo lo que subyace bajo este nuevo orden mundial.

Rafa, un amigo de los protagonistas Alex y Sandra, está muy al tanto de todo esto e intenta advertir a sus amigos antes de que salgan de viaje a Colombia para disfrutar de sus vacaciones ganadas en un supuesto lugar ideal, Monsanto Hills, en el que quizá con suerte puedan incluso quedarse a trabajar y vivir. La pareja tiene una hija, Lucrecia, que desde el principio vemos que es especial. Puede leer la mente.

Esta primera parte nos sirve de arranque en la historia y nos pone en situación. Sin darnos cuenta van pasando hojas y no podemos parar de leer. Ya nos olemos que las Monsanto Hills no son lo que parece y el viaje de los protagonistas puede acabar mal.

En el aeropuerto nos damos cuenta de más detalles sobre este mundo en el transcurre la historia con su control sobre la población, casi podríamos decir ¿ganado?

Otro rasgo es la utilización de las redes sociales, para empezar por que ahí es donde se organiza el concurso, concretamente hablamos de Facebook. Es curioso como se utiliza este tipo de redes como control de masas y manipulación. Y en el libro podemos ver lo que ocurre realmente y lo que se da a conocer en estos medios. También vemos como Rafa, va haciendo también su labor de intentar descubrir la verdad como el que va dejando miguitas para que cualquiera pueda encontrar el camino.

Cuando los protagonistas llegan a Colombia es cuando toman conciencia de la realidad aunque a veces intenten recurrir al autoengaño.

En esta fase descubriremos otro personajes, como el de Marzo, realmente interesante.
Y sabemos que aunque vayamos viendo las historias separadas en algún momento todos acabarán encontrándose.

La historia se va narrando desde varios puntos de vista, seguimos unas veces a unos personajes y otras veces a otros, para ir moviéndonos en la linea temporal, pero además tenemos intercalados documentos, correos, entradas del Facebook, lo que nos ayuda a meternos más en la historia y ver los referentes en los que se mueve la narración.

Se menciona en un momento dado a los reptilianos. Hay muchas alusiones al control y manipulación a través de las medicinas, vacunas, chips corporales, que en caso de no tener te incapacitan incluso para comprar, para llevar una “vida normal”. Y podemos encajar a estos como la sombra o las fuerzas infiltradas entre la humanidad para gobernarlos y alimentarse de ellos ( no necesariamente de forma literal). Tenemos muestra de ese influjo en las luchas a muerte que tienen lugar en el castillete, en la locura y la falta absoluta de humanidad que allí reina.

De hecho “el páramo” se convierte en un lugar escalofriante, no sé porque a mi siempre me venía a la mente imágenes de “las colinas tienen ojos” y veía a Marzo como una especie de Mad Max enfrentándose a la locura de ese lugar, esa cúpula del trueno.

Creo sinceramente que el escenario elegido es magnifico para la ambientación adecuada de la novela y además el autor con sus descripciones nos mete de lleno en él y hace que tengamos el instinto de no querer pisar es lugar jamás.

Y por otro lado tenemos otros “seres” que parecen más bien guiar y proteger, esos seres vestidos de blanco ¿annunakis? que además ayudan a ese despertar de algunos humanos.

También me ha hecho pensar en los niños índigos, otra influencia new age, creo que Lucrecia encajaría perfectamente en este tipo.

En definitiva el mundo vive bajo engaño, como marionetas, siendo utilizados, cegados y pastoreados como rebaños, pero que pueden abrir los ojos volver a ver y rebelarse, cortar los hilos, y en definitiva despertar y destruir esa sombra que lo cubre todo.

Esto son reflexiones mías que quizás horroricen al autor, pero muchas de las ideas que se sugieren, de un cierto aire new age que recorre en libro y sobre todo la filosofía final, hacen que piense en estas referencias.

En cuanto a la forma en que está escrito el libro, es altamente atrayente, teniendo en cuenta la variación en la narración, los distintos puntos de referencia y los cambios en la perspectiva al seguir la historia.

En cuanto a crudeza, el libro la tiene toda. Hay situaciones realmente escalofriantes. Las descripciones del autor causan el efecto deseado y concretamente a mi casi me pudo una en especial.

El libro tiene terror psicológico, y terror visual explícito y de ese que salpica desde las páginas del libro.

En cuanto a la niña es quizá la mejor baza del libro. Los “sueños” de Lucrecia, que al principio tomamos como tal, aunque al final empezamos a plantearnos que son luchas en otro plano, pueden llegar a ser escalofriantes, sobre todo al final.

Pero el autor juega también con la idea de que la percepción de debilidad o indefensión, haciendo de ello un trampantojo muy eficaz.

El libro me ha encantado y he visto que el autor tiene otro libro titulado Lucrecia se obscurece, así que como estoy bastante segura de que la Lucrecia de ese libro es la misma que la niña de este, me apetece muchísimo leerlo.

Yo os recomiendo la lectura de Los últimos días de la sombra, no solo porque me guste el género de terror, que me encanta, si no porque estamos ante un libro muy completo.

Podéis visitar el blog del autor, Javier Vivancos, para ver todos sus libros, leer algún fragmento, y ver donde se pueden adquirir.

En su blog también podemos leer varios relatos cortos del autor.

Y para terminar os dejo el tráiler book de Los últimos días de la sombra.