Título: Trauma
Autor: Javier Nuñez
Edición: Kindle
Páginas: 164

Es curioso lo que ocurre con este libro, por una parte te recuerda a otros libros o escritores por algunos aspectos concretos y por otra disfruta de un toque de originalidad que lo hace único. Pero mejor no adelantar acontecimientos.

Tenemos ante nosotros una historia que el propio autor califica de “eco-terror” o como yo prefiero denominarlo “thriller ecológico”, lo que a mi inmediatamente me hace pensar en dos libros: El juego de los niños de Juan José Plans y Las ruinas de Scott Smith. Lo cual me genera cierta intranquilidad porque si bien el primero está entre mis libros favoritos (por cierto a quien le extrañe lo del thriller o terror ecológico que lea el libro, porque la película que se hizo basada en el no lo deja tan claro) pero Las ruinas está entre los diez peores libros que he leído en mi vida, hecho del que di sobrado conocimiento en una reseña que podéis ver aquí en el blog.

Así que reconozco que retrasé un poco la lectura pensando si esta historia estaría cerca de la brillantez del primero o el desastre del segundo. Pero como soy una valiente al final me armé de valor y me enfrenté a ella. Y me alegro muchísimo. Si bien no llega a la brillantez de El juego de los niños, si me ha resultado una historia muy digna a tener en cuenta dentro del género y que, afortunadamente, está completamente alejada de ese otro libro infumable que son Las ruinas.

Pero seguramente queréis saber porque me ha gustado tanto, pues bien retomemos la curiosidad que mencioné al principio de esta reseña. Es un libro que te resulta familiar y novedoso a la vez. Y debéis reconocer que eso es algo complicado sobre todo obteniendo un buen resultado de camino.

Para empezar tiene esa semejanza que todo el mundo parece encontrar a It, pero yo creo que más que a It, es a la forma en la que el tito King juega con personajes infantiles en sus historias, para además enfrentarles a su pasado ya de adultos. Realmente el que busque más semejanzas con It, no las va a encontrar. Pero quizá sí puede notar esas reminiscencias de la escritura de King.

Por otro lado, la forma en la que se va desarrollando la historia, cuando parece que los protagonistas se traen cosas físicas de sus pesadillas, nos recordará a otras historias de terror, sobre todo por algo que ocurre con sus cuerpos (en cierto sentido y aunque no presente más relación que la que mi cabeza encuentra, me ha recordado en algún momento a La invasión de los ultracuerpos, no tanto por la invasión en sí si no por el tema de las vainas, de hecho pensé que la cosa tiraría por ahí, por la sustitución de los cuerpos, pero no.)

Y después de tanta divagación ¿de que va Trauma? Bueno, pues trauma es una historia muy bien construida en la que nos encontramos en primer lugar a nuestro protagonista, Santiago, que no se encuentra en su mejor momento. Por un lado le está costando adaptarse a su separación y por otro se ve aquejado de pesadillas bastante vívidas en las que se encuentra caminando por un bosque.

En cada nueva pesadilla va avanzando un poco más hasta que en un momento dado ocurren dos cosas importantes, por un lado encuentra un mensaje en el que alguien pide ayuda y por otro se despierta con un feo corte en el brazo (hecho por alguna rama) que no está dispuesto a cicatrizar y que va cambiando.

Es entonces cuando recibe una llamada de alguien que ha descubierto su número de una forma peculiar, y a raíz de esta se dará cuenta de que su pasado vuelve a él y que todo lo que está pasando tiene que ver con algún hecho ocurrido en el pueblo donde vivía de pequeño y donde tenía su pandilla (Nuria, Mario Juan Carlos y Abel) y más concretamente con un claro del bosque al que solían ir y donde había un árbol muy peculiar.

El libro está dividido en tres partes (que yo denominaría: las pesadillas, la búsqueda y el descubrimiento) y un epílogo que redondea toda la historia y que a mi me ha gustado especialmente por que le aporta un toque de amargura y resignación muy interesante.

Otro aspecto que me ha gustado mucho es que los personajes están muy bien dibujados (salvo el de Juan Carlos, pero por razones que entenderéis al leer el libro) y aún no siendo un libro muy extenso si podemos conocerlos bien, e incluso tomar partido por ellos. Me encanta cuando un personaje me importa lo suficiente como para querer saber que le va a ocurrir y aquí los personajes son así.

Por otra parte, el libro es ágil y fluye muy bien, mantiene el ritmo hasta el final y prácticamente te lo lees en un suspiro porque despierta el interés por saber que va a ocurrir y el ansia de seguir leyendo y puesto que además tiene solo 164 páginas en una tarde lo terminas.

Del final no os puedo contar mucho, evidentemente, pero es el toque más original del libro y la idea me ha resultado muy interesante, es más me gustaría ver explorar esa posibilidad de comunicación en otros relatos porque es algo que al menos a mi me parece que está por explotar.

En cuanto al título, si ahora no os dice nada, cuando leáis el libro veréis lo acertado de él. Creo que ese título tiene fuerza y explica muy bien el posible desencadenante de todo.

La verdad es que con libros así me molesta un poco tener que callar cosas para no desvelar la trama o el final, porque es de los que me gustaría poder comentar libremente, sobre todo por las posibilidades del final. Así que os aconsejo que si tenéis curiosidad no lo dudéis, lo tenéis en Amazon en formato papel o Kindle.

It's only fair to share...Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Share on Tumblr
Tumblr
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.