Autor:Joe Hill
Título: Tiempo extraño
Edición: Nocturna Ediciones
Páginas: 568

—————

Leyendo este libro me he dado cuenta de que tengo un cierto problema con Joe Hill, he pasado de estar absolutamente entusiasmada, a que sus escritos me dejen un cierto regusto amargo. Y haciendo memoria me doy cuenta de que es una sensación que ha estado ahí desde casi el principio, pero supongo que no acababa de ser consciente de ello.
Resulta que Tiempo Extraño era lo que necesitaba para ver que en realidad Joe Hill no me gusta tanto como yo pensaba. Cosa que me da bastante rabia, todo sea dicho, porque de alguna manera quería creer que podría disfrutar de todos sus libros tanto como disfrute con El traje del muerto. Y no es así.

Esto en realidad casi es más culpa mía que suya. Yo comencé a leer a Hill con su libro de relatos titulado Fantasmas o con El traje del muerto. Digo “o” porque realmente no sé cual leí primero, pero esto se debe a que soy absolutamente incapaz de recordar ninguno de los relatos de Fantasmas, se que ya me pareció bastante irregular, que alguno me gustó bastante y otros nada, y pensé en ese momento que el nivel de los relatos era bastante variado, no para bien, pero lo achaqué a que quizá Joe Hill era un autor más de los que se manejan mejor en novelas largas. Si a eso le sumamos que casi al mismo tiempo había leído El traje del muerto, que para mí, aún a día de hoy es su mejor libro, eso acabó de afianzar ese convencimiento en mi.

Así que ahí estaba yo auto convencida de que todo lo que escribiera Hill con una extensión más o menos larga me iba a entusiasmar tanto como El traje del muerto, así que cuando eso no fue así, lo cual ocurrió cuando leí Cuernos, intenté convencerme que a lo mejor había heredado esa peculiaridad de su padre (Stephen King) de que algunos de sus libros se hagan un poco cuesta arriba en la primera parte, para dejarte sin aliento en su segunda mitad. Pero no. Lo que me ocurría es que sus historias, al igual que me pasó con ese primer recopilatorio de relatos cortos, me seguían pareciendo irregulares. Esto se confirmó definitivamente con Fuego.

Entonces ya me di cuenta que a todas sus historias parecía ocurrirles lo mismo. Fuego me gustó en su comienzo, hacia la mitad me pareció insufrible, aburrido y estuve a punto de dejarlo y hacia la segunda mitad parecía mejorar, unas páginas sí, otras no, hasta que el final (me refiero al final autentico pues hay un final y luego otro post agradecimientos y a ese me refiero) me pareció que se arreglaba la cosa. A todo esto sigo sin haber leído NOS4A2, precisamente porque todo el mundo comenta que es su mejor libro y yo pienso que puede ocurrir que no lo sea y pierda la ilusión definitivamente o que lo sea, con lo cual lo reservo para que me devuelva esa ilusión. De todas formas mientras me decidía llegó Tiempo Extraño y pensé que estaría genial volver a leer historias cortas suyas.

El problema ha sido que esa lectura, me ha confirmado todo lo dicho anteriormente. Tiempo extraño es una recopilación de relatos cortos muy irregular. Para resumir, hay un relato que me ha encantado, otro relato que me a parecido que está bien, sin más y los otros dos, de uno me ha gustado el final y del otro el principio. Y ya está. Creo sinceramente que si en vez de un recopilatorio hubieran hecho un libro solo con el primer relato hubiera estado bastante mejor, o incluso incluyendo el tercer relato, pero en cuanto a los otros dos son en el mejor de los casos olvidables (ya entiendo porque no soy capaz de recordar los relatos de Fantasmas) y en el peor de los casos soporíferos.

Pero como ya me he extendido demasiado en percepciones personales y generales, vamos a ir relato por relato a ver si consigo que entendáis el porqué de mi frustración.

Los relatos incluidos en Tiempo Extraño son los siguientes:

-INSTANTÁNEA

Es sin lugar a dudas el mejor relato de los cuatro, interesante, con una historia fascinante, con ritmo, mantiene el interés y su final es perfecto. No tengo ni un pero en cuanto a él. De hecho si el libro hubiera estado compuesto solo con este relato y le hubieran añadido unas cuantas ilustraciones hubiera sido suficiente.

En Instantánea encontramos a un niño gordito de 13 años, llamado Michael Figlione, que un día encuentra a su vecina, una mujer mayor llamada Shelly Beukes, pasando por delante de su casa descalza y con aspecto de estar bastante desorientada. La acompaña a su casa y en el trayecto ella menciona a alguien de quien parece que está huyendo al que ella llama “el hombre de la Polaroid”.

El marido de Shelly, que la ha estado buscando por todo el barrio le hace una propuesta a Michael para que cuide de ella cuando el no esté o tenga que salir, en cierta manera que sea su niñera como ella lo fue de él.

El problema surge cuando Michael tropieza en una tienda con un extraño hombre con una Polaroid y ocurre algo que acaba con una foto perdida en las manos de Michael, ahí es cuando empieza a darse cuenta que hay algo extraño con ese hombre y esas fotos. Y que quizá el miedo de Shelly no sea tan irracional como parece.

A partir de aquí el relato no solo sigue tan brillantemente como su comienzo si no que va “in crescendo” hasta llegar a un final que a mi me parece magnífico.
Merece la pena leer el libro tan solo por este relato.

-CARGADO

Aquí es donde empieza el problema. Si pensamos que el primer relato ya deja el listón muy alto, colocar este justo detrás no me parece la mejor idea. El problema principal de esta historia es que por un lado es el más largo de todos, unas 180 páginas de pura “nada”. Es aburrido hasta extremos insospechados, les sobran mínimo 150 páginas y para mi gusto solo tiene una cosa buena, el final, y realmente ni siquiera el final completo, si no concretamente la última frase que cierra la historia. Precisamente me gusta esa frase no por la frase en sí, si no por lo que significa y el efecto que produce al actuar como “he defendido una postura para al final dar el giro”, efectista sí, pero al menos eso funciona. Una pena que el resto del relato sea tan absolutamente aburrido.

Y es que de verdad, para decir que las armas son malas, y la gente que le gustan las armas son todos unos racistas psicópatas no hacían falta 180 páginas, porque al final de eso va el relato, no cuenta nada más. Si quería reivindicar algo, o posicionarse en contra de la violencia o las armas, o incluso hacer crítica social, que se yo, creo que algo como Rabia, escrito por su padre (King), es bastante más impactante y consigue un mayor efecto en ese sentido, aparte de estar mejor estructurado, y llevado a lo largo de la narración, todo sea dicho y con personajes trabajados (especialidad de King). Porque Rabia tampoco es un libro muy extenso ya que tiene unas 275 páginas así que Joe Hill ya puesto a hacerlo largo, al menos que hubiera tenido más sustancia.

-EN EL AIRE

Y después tenemos En el aire, que no es que sea la octava maravilla pero es una historia amena, con su justa medida de ponernos en situación de los personajes, sobre todo el principal, pero sin aburrir y sin perder de vista la historia. Quizá aun habiéndolo leído puede que no entendáis porque voy a decir esto, pero a mi me ha recordado a La Cúpula, una vez más de King. No digo que sea igual ni en personajes, ni en desarrollo, es solo como que al leer te viene el eco, sobre todo por el final. Pero no puedo decir nada para no destripar ninguna de las dos historias. Aun así yo creo que si este relato hubiera ido detrás de “Instantanea” lo hubiera disfrutado más. Ahora en retrospectiva al recordarlo no me parece mal, me ha gustado leerlo y me parece una buena historia.

En este relato comenzamos con unos amigos subidos en un avión porque van a lanzarse en paracaídas en honor a una amiga recientemente muerta. Nuestro protagonista principal, Aubrey Griffin, está muerto de miedo, no quiere saltar, pero tampoco quiere reconocerlo porque en el grupo va la chica de la que está enamorado en secreto o no tan secreto. Al final el quiere echarse atrás pero de repente hay un problema en el avión cuando pasan por encima de una curiosa nube, el instrumental queda como muerto y han de saltar de todas formas. Aubrey que va sujeto a su instructor realiza el salto, pero no llegan al suelo, se estrellan con la nube que es sólida, el instructor queda mal herido y Aubrey en un intento de ayudarle se desata del arnés que los une y el instructor junto con el paracaídas se desliza hasta el borde de la nube para caer por ella y aterrizar exitosamente en el suelo. El problema es que ahora Aubrey está solo en una nube que en realidad parece una nave, con una especie de sustancia algodonosa que lo envuelve todo y que parece leerle la mente y darle aquello que desea.

A lo que iba antes en cuanto a porque me recordaba a La Cúpula, solo por dos razones, primero porque al igual que los personajes de la cúpula, Aubrey está atrapado, no puede escapar, aunque esté al aire libre, está igual de atrapado que los personajes del otro libro, además corre peligro su vida (aire, alimento, etc), y comparte el hecho de quien o que lo mantiene cautivo. Pero en realidad la experiencia por la que atraviesa Aubrey en esa nube, le obliga en cierto modo a hacer un auto análisis de su vida hasta ahora y le ayuda a replantearse las cosas de nuevo, una especie de historia sobre la evolución personal de una persona pero enmarcado en una nube que no es tal.

-LLUVIA

Y este relato es el que más me ha fastidiado que sea como es. Me ha defraudado porque la idea me parecía genial. Pero el desarrollo, si bien no es tan aburrido como “Cargado” en parte porque es más corto y pasan más cosas, para mi gusto sobra la parte de la “búsqueda”, cuando lo leáis entenderéis a que me refiero. Y aquí viene lo gordo. Toda esa búsqueda, todos los soliloquios van enfocados a que Joe Hill haga discursos sociales por boca de la protagonista, que me parece genial que lo haga, que es su libro, pero hombre, es que todo está tan forzado y realmente es tan innecesario para la trama, que extenderlo tanto, hace que se pierda un poco la idea principal. De hecho, las cosas que pasan por el camino son hasta cierto punto innecesarias. A ver, que podría haber ocurrido lo mismo, pero sin divagar tanto. El ataque, el nuevo amigo que la ayuda, todo eso podía haber funcionado mejor sin emprender una caminata larguísima que no tiene mucho sentido.

Bajo mi punto de vista está todo como encajado a la fuerza, y el final es un poco forzado. Y no lo digo yo, lo dice el propio Hill al final del libro, ya que reconoce que escribió esta historia en plenas elecciones y que en principio iba a tener otro final pero que al ganar Trump decidió cambiarlo. Y eso se deja ver en la historia, está a pedazos, encajados un poco a la fuerza.

Y me da muchísima pena porque la idea es buenísima. Imaginad un mundo en el que de repente al empezar a llover, del cielo no cae agua sino agujas grandes, duras y afiladísimas. Lo que podría haber dado se si esa idea, el peligro de la lluvia, el problema de que no hubiera agua, etc. Pero no. Al final es solo una buena idea mal ejecutada. Una lástima.

Para concluir; aun así recomiendo el libro pero principalmente por el primer relato “Polaroid” y también bien pensado por “En las nubes” que la verdad es que no está mal. Pero los otros dos, ya se que para gustos los colores, pero es que ni color tienen.

 

 

Autor: Carlos Navas Martínez-Marquez
Título: La última habitación
Edición: Kindle
Páginas: 219

———

Ya he comentado que esta nueva etapa del blog es absolutamente sin compromisos ni obligaciones. Leo lo que quiero y reseño lo que me apetece, sin mas, sin compromisos editoriales ni con autores. Pero en esto hay honrosas excepciones, tanto en autores de los que ya he leído cosas y sé que sus historias me encantan, con lo cual seguramente leeré y reseñaré todo lo que caiga en mis manos de ellos, como con otros autores que contactan conmigo por primera vez y cuyo libro si me llama la atención, o sea que al primer vistazo me apetece leerlo de verdad.
Y a este segundo caso es al que pertenece este libro del que quiero hablaros hoy.
Cómo me mantengo alejada de las redes sociales, de hecho no tengo Facebook ni cosa parecida, sobre todo por pura higiene mental, estoy un poco desconectada de nuevos autores y proyectos varios. Aclarar esto es importante porque si el autor no se hubiera puesto en contacto conmigo seguramente jamás hubiera leído este libro y eso hubiera sido una autentica lástima.

El libro me ha sorprendido gratamente y eso es en parte por que he leído muchas primeras obras de escritores noveles, en las que existía más ego que calidad, algunas con un descuido ya no solo literario sino estilístico e incluso ortográfico proporcional a la pedantería y narcisismo del autor. Así que encontrarse con una primera obra como esta es absolutamente refrescante y me devuelve en cierto modo la ilusión y la fe en la humanidad, al menos a nivel literario.

La novela y esto es lo que tanto me ha sorprendido, está impecable, no parece una primera novela. Esa es la otra parte de la sorpresa, Está mimada con esmero, se nota que el autor se ha preocupado por ella, por atar cabos, por maquetarla con sumo cuidado (dada su peculiar estructura), por corregirla y dejarla como toda novela debería salir a la luz. Esto aunque mucha gente piense que es secundario, es algo realmente importante, porque cuando encuentras un libro cuidado, puedes centrarte en la historia, sin que te veas sacado a patadas de la lectura por causas como la ortografía, o frases inconexas e incoherentes, errores de estilo, etc.

Y aquí viene lo más original del libro, su estructura. La historia está compuesta a base de transcripciones telefónicas, en su primera parte, para ir añadiendo transcripciones de radio, informes policiales, etc.

Quizá por esto a mi me parece más una novela policial que de terror. Si es cierto que hay partes con unas descripciones muy detalladas y no demasiado agradables, amen de cierta tensión, pero eso también ocurre en muchas novelas policiacas. Por tanto como tal la voy a tratar. Y cuando llegue a un dato de la parte final de la novela (sin spoilers) lo vais a entender.

Toda la historia transcurre en una noche, ahí si puede encajar todo en una atmósfera agobiante de relato de terror porque además transcurre en el interior de un edificio de viviendas. La transcripciones telefónicas ayudan en esa ambientación bastante opresiva porque evidentemente solo te van dejando retazos de lo que está ocurriendo.

He de ser sincera y decir que al principio pensé que el tema de las llamadas con tantos nombres iba a resultar lioso, pero no ha sido así. Además esta estructura hace la lectura muy ágil y te ves devorando página tras página sin casi darte cuenta.

La estructura va cambiando, si bien seguimos más tarde con informes policiales. Aquí volvemos a cambiar el ritmo, salimos un poco de la vorágine de la noche y se nos van dando respuestas. Esta parte me ha parecido muy teatral en el buen sentido. Muy de mostrarnos el escenario. Pero quizá lo que me ha hecho esbozar una sonrisa de reconocimiento ha sido el epílogo. Tranquilos que no desvelo nada. Hemos visto muchas veces en novelas policiacas, como al final del libro hacen una exposición de los hechos. La típica escena en la que se reúne a toda la gente y se desvela el gran final de como ocurrió todo ¿verdad que os resulta familiar? Bien aquí no hay esa reunión en sí, pero, y esto es lo mejor, hay una exposición de los hechos siguiendo la misma estructura de transcripciones que caracteriza a la novela.

Hablemos ahora de una de las partes mas importantes de la historia, los personajes. Aquí tenemos una obra coral, hay muchos personajes, y todos en cierta manera son importantes. Esto está muy bien hilado, pero hay algo que me ha gustado mucho, y es que al tratarse de conversaciones telefónicas cada personaje tiene su forma característica de expresarse y de lo que predomina en la conversación. Eso me ha gustado mucho y creedme no es tan fácil de lograr sobre todo cuando se manejan muchos personajes. Quizá el único que me ha chirriado un poco al principio ha sido la señora mayor, pero luego según avanza la historia entiendes porque esa manera de hablar un tanto incoherente, así que muy bien llevado también en ese aspecto.
Algunas de las llamadas dan una especie de pausa a la tensión como la que realiza uno de los personajes a una vidente, y otras contribuyen a aumentarla, concretamente la de un personaje que como veremos será clave.

Lo que es una pena es que no pueda hablaros del final tanto como me gustaría, porque ese epílogo con esa exposición de los hechos, me parece genial. Solo le veo un problema. El epílogo se compone de dos transcripciones telefónicas, la primera es impecable, sin ninguna pega, pero la segunda dura demasiado para mi gusto. Está bien porque lo explica todo, pero hay cosas que ya se suponen e incluso quedan claras con toda la información que teníamos, otras no, y por eso me gusta tanto el epílogo, pero un poco más breve, explicando solo lo imprescindible hubiera quedado redondo. A veces al lector, al menos a mi, no le gusta que se le den tantas explicaciones, solo las justas.

En resumen, el libro se lee con la facilidad con la que leerías un relato de Agatha Christie, quiero decir que es una historia buena y entretenida, se lee fácil y rápido y para mi eso no es ningún demérito, yo particularmente lo agradezco mucho.

Es un libro que merece la pena, tanto por el mimo que se ve en su edición, como por su originalidad no solo en su estructura, que eso llama enseguida la atención si no en la propia historia en sí, que tiene hasta su puntito Punisher.


Autor: Peter Benchley
Título: Tiburón
Edición: Círculo de Lectores
Páginas: 348

—-

Hacía bastante tiempo que quería leer este libro, pero quería un libro concreto, este que veis en la foto que pertenece a la primera edición de Círculo de lectores, la del año 1974 (el libro apareció por primera vez publicado en inglés en 1973). Me encanta esa portada con aspecto de lienzo pintado. De esa colección conseguí también hace poco “El gran robo del tren” de Michael Chrichton que es mi lectura actual y del que ya os hablaré más adelante.

De la historia que narra este libro, conocía solamente la adaptación cinematográfica de Steven Spielberg del año 1974 pero como suele ocurrir hay notables diferencias entre el libro y la película, ganando por mucho el libro. La historia del libro es mucho más rica y compleja, lo que ya es mucho pero si tenemos en cuenta lo mal que ha envejecido la película, ya tenemos dos motivos para leer el libro.

Algo muy curioso es que antes de que el libro saliera a la venta ya se habían solicitado los derechos para llevarlo a la gran pantalla. Pero además de eso, el libro fue un gran escándalo en su momento a nivel social, precisamente por la forma de retratar ciertos ambientes situaciones y personajes. Tenemos que tener también en cuenta que Peter Benchley era periodista y como tal sus críticas incluso al periodismo son muy agudas y nada amables.

Lo que más llama la atención al leer el libro es que en él, el tiburón no es realmente es protagonista, sino un detonante, o una excusa de todo lo que va acontecer durante la narración. En la película, por el contrario, el tiburón si es el protagonista, y eso hace que toda la riqueza de la historia y la profundidad de los actos de los personajes que quedaban muy claros en el libro, en el film queden bastante diluidos.

Otro punto a aclarar antes de entrar de lleno en la historia y los personajes, es que aunque Tiburón se considera un relato de terror, no da miedo, no os asustará, aunque no lo garantizo al 100% porque no se como sois de sensibles, pero como he dicho el tiburón es algo que sirve más bien para desencadenar los acontecimientos que se nos van a narrar que realmente son más una crítica hacia ciertas acciones y conductas.

El libro nos sitúa al comienzo con el ataque de un tiburón en una playa de Amity, una típica localidad de veraneo sobre todo enfocada a gente adinerada de Nueva York y otras grandes ciudades. Y aquí tenemos la clave del libro. El lugar donde se desarrolla la novela es tan importante como la personalidad de los personajes principales. Ellos son los que forman la historia.

Tenemos por un lado al jefe de policía Martín Brody que es realmente el que mantiene un poco el sentido de lo que es correcto hacer, aunque ante el primer ataque se deje llevar por la situación y las presiones de otros personajes con más autoridad, pero que cuando los ataques se siguen repitiendo sí hace lo que cree que debe hacer a pesar de las amenazas sobre las consecuencias que tendrían sus actos.

Por otro lado tenemos a Larry Vaughan que no solo es el alcalde, si no que además tiene otros intereses personales, por lo que presiona para que ante el primer ataque del tiburón no salga nada a la luz ni se pongan precauciones que podrían hacer que peligrara la visita de turistas a esta pequeña localidad costera, lo cual sería una catástrofe económica para los habitantes de la misma.

Aquí tenemos otra de las grandes cuestiones del libro. Por una parte tenemos a la población de este pueblecito, que prácticamente viven todo el año de lo que se ingresa el turismo en la época estival, por lo que podemos imaginar la ruina que supone el hecho de que trasciendan a la opinión pública los ataques de tiburones, eliminando con ello la posibilidad de los llenos turísticos.

Esa es la baza que juega el alcalde para presionar a jefe Brody y también a la prensa, representada por Harry Medows.

Aquí vemos como el tema de la prensa también sale a la luz con esa práctica tan habitual de cambiar palabras para suavizar noticias y no crear alarma sobre algún hecho concreto, pues se explica como es algo habitual cuando ocurre algún delito en el pueblo, se juega un poco con las palabras y el sentido y así no parece tanto.

Medows también presiona al principio al jefe Brody igual que lo hace toda la asamblea del pueblo, como he mencionado anteriormente, para intentar salvar los beneficios derivados de el turismo.

Obviamente la cosa se complica y al primer ataque de tiburón siguen otros, una de las víctimas es un niño y vemos también como hay testigos, con lo cual eso ya es imparable.

El jefe Brody decide cerrar las playas bajo su cuenta y riesgo y bajo las amenazas de arruinar su carrera por parte de los poderosos del pueblo. Y es aquí donde comienza la caza del tiburón y donde entran en juego dos personajes nuevos, uno de ellos, Matt Hooper el experto en tiburones es muy importante en relación con la mujer de Brody, Ellen, y el otro es Quint un experto marino cazatiburones.

Como acabo de decir, Ellen juega un papel muy importante en otra de las críticas que hace el libro, en este caso la dos diferentes clases sociales y la separación entre ellas. Ellen es una de las veraneantes ricas que en uno de sus veraneos en Amity conoce a Brody y poco después se casa con el, y es entonces como poco a poco abandona su clase social para formar parte de la de los habitantes de Amity. Pero Emily solo se siente mal cuando llega el verano, cuando llegan los veraneantes y ve el contrapunto de ambas clases (la gente del invierno y la gente del verano) que no se mezclan entre si y quedando ella relegada a formar parte de la gente de invierno y no pertenecer ya más a la gente del verano.

Resumiendo puedo decir que el libro, más que por el tema del tiburón y sus ataques, es muy interesante a un nivel crítico de las sociedad, de la ambición sin escrúpulos y de las debilidades humanas. Además es algo que sigue vigente en la actualidad. Seguro que podemos pensar en casos de especulación inmobiliaria en zonas costeras, o de corrupción en cargos políticos, o de manipulación a través del lenguaje de la prensa. Todo eso no nos es ajeno en la actualidad y como vemos parece que las cosas no han cambiado tanto en los últimos cuarenta años.

El libro es muy recomendable, no voy a decir de obligada lectura, porque a cada cual sus gustos, pero si dudáis en si leerlo o no, yo os aconsejo que lo hagáis porque tiene más miga de lo que a simple vista pudiera parecer.

Os dejo unas citas del libro.

“Naturalmente hay algunas cosas que podría hacer. Teóricamente. Pero, en la práctica, no puedo hacer nada.
Lo que tú y yo pensamos no importa mucho por estos contornos. Los caciques del lugar están preocupados y piensan que no estaría bien si nos excitásemos sólo por que una forastera fue muerta por un pez. Prefieren correr el riesgo de que haya sido un accidente aislado, que no volverá a suceder. O, mejor dicho, están dispuestos a dejar que yo corra el riesgo, dado que la responsabilidad es mía.”

“Tenemos otra cosa a nuestro favor. La señorita Watkins no tenía importancia alguna, y venía de un pequeño pueblo llamado Pennington, de Nueva Jersey, que ni siquiera tiene periódico propio. Así que si le publican una necrológica en algún sitio, será cortita y la olvidarán pronto.”

“Las violaciones del anterior verano habían sido mencionadas por el Leader, pero suavizándolas (como molestias a personas), porque Brody y Meadows estuvieron de acuerdo en que el espectro de un violador negro amenazando a todas las mujeres de Amity no sería demasiado bueno para los negocios turísticos.”

 

Autor: Javier Vivancos
Título: Nosotros no guardamos las sobras
Edición: Kindle
Páginas: 182

Guardar

—-

He dicho en muchas ocasiones que me encanta leer libros de relatos cortos. Son una genial primera toma de contacto con un autor nuevo, aunque este no es el caso, y puedes leerlos en momentos de crisis lectoras sin el agobio de enfrentarse a montañas de página, y también pueden ser una lectura más versátil, por el cambio de registro entre los mismos relatos.

Por eso si aún no conoces a Javier Vivancos ni has leído ninguno de sus libros te recomiendo encarecidamente que leas este.

Antes de empezar a hacer repaso debo dejar muy claro que a mi la forma de escribir de Javier me gusta mucho, me encanta como desarrolla sus personajes, los sientes vivos, tienen alma, te interesa lo que les pase, y eso para mi siempre es un punto muy importante a la hora de enfrentarme a una historia, da igual la extensión de la misma.

La narrativa de este autor es en sus relatos largos compleja, por algo que destacaré al comentar su primer relato, que precisamente es el que da nombre al libro. Pero curiosamente son sus relatos más cortos precisamente los más accesibles, aunque el diga que no se mueve bien en las distancias cortas, yo creo que no es cierto, pues si bien sus relatos cortos no son extremadamente breves, creo que son perfectamente redondos, ni les falta ni les sobra nada, y eso es todo un logro.

El libro contiene cinco relatos, de los cuales yo considero relatos cortos solo los cuatro últimos, porque el primero podría ser un libro completo perfectamente. También tenemos al principio una introducción que os recomiendo leer, porque ahí queda palpable el gran sentido del humor de Javier Vivancos. Y si queréis una pincelada más de ese humor negro que se gasta podéis leer la biografía del autor que lo refleja de maravilla. Bueno y ya de paso compráis el libro ;) os aseguro que van a ser 0,99 euros muy bien invertidos.

Vamos con los relatos incluidos con el libro.

-NOSOTROS NO GUARDAMOS LAS SOBRAS

Este es el relato que da nombre también al libro y personalmente creo que de relato corto tiene poco. Además mantiene esa estructura compleja típica de los libros de este autor que os mencionaba antes. La historia en ocasiones se mueve como entre dos realidades, un mundo real y uno onírico o alucinógeno, que se entremezclan y hace que tengas que mantenerte muy atento para no perderte en ese mar casi visual de acontecimiento. Quizás pueda parecer algo confuso pero según avanza la lectura se ve como va cobrando todo sentido. Y aunque hay momentos en los que quizá puede resultar algo lento eso se resuelve al ir acelerando el ritmo hasta en ocasiones volverse un tanto frenético.
Lo curioso de este relato, no es solo lo aterrador que resulta visualmente, os juro que hay escenas que se presentaban en mi mente al ir leyendo que voy a tardar tiempo en olvidar, si no porque una vez que separas un poco de aquí o allá puedes llegar a ver la realidad detrás del relato y eso bajo mi punto de vista es mucho más espeluznante, de hecho no es difícil enlazar el relato con algunos episodios de la historia negra de este país.
La historia empieza cuando Sébastien, tenista retirado, es invitado por un amigo a una de esas fiestas para ricachos de alto standing, y despues de darle algunas vueltas decide acudir. La fiesta se va tornando cada vez más extraña y si queréis saber más tendréis que leerlo.
Me ha gustado muchísimo el final, no puedo explicar porque, obviamente, pero a mi personalmente me ha parecido un gran toque de realidad.
Os va a costar encontrar dentro del terror actual algo tan inquietante como este relato. Y ahí lo dejo.

-TAL PARA CUAL

Este relato ganó muy merecidamente el concurso de relato breve Ciudad de Arnedo 2008
Es un relato corto que me ha resultado muy divertido. No me mal entendáis, no es humor, es terror, pero es divertido de leer, y aquí queda muy palpable lo que comentaba sobre los personajes, no puedes evitar sentir algo, aunque suene muy grotesco cierta “simpatía” por el protagonista y su peculiar manera de ver el amor.
Un punto a su favor es que está escrito en primera persona por el protagonista de la historia, y creo que escribir en primera persona es una opción muy interesante si se sabe hacer bien y aquí está muy bien llevado.
Nuestro protagonista y narrador es un hombre extremadamente maniático, por no decir que padece un acusado TOC (trastorno obsesivo compulsivo), el llama a esas manías sus “peculiaridades” y al principio de la historia nos cuenta cosas sobre la mujer que ama, como se conocieron y como decidieron emprender una vida nueva en una casa alejada del mundanal ruido. En ese relato de como se conocieron encontraréis un guiño especial al autor de terror David Jasso, al que Javier Vivancos también ha dedicado este libro.
Un relato muy bien llevado, muy divertido de leer, es corto pero se hace más corto porque fluye muy bien la historia y con un final muy bien resuelto.

-LA MALETA
Este relato ha sido ganador también de un premio, en este caso del premio Lituma 2006
Sin embargo he de decir que es el relato que menos me ha gustado. No porque no no esté bien escrito, que está escrito a la perfección, ni porque no tenga tensión, que si que la tiene, es simplemente que aquí el autor usa la tercera persona en forma de voz narrativa de descripción de los hechos unida a una especie de soliloquio de la interpretación de los pensamientos del protagonista, y es precisamente ese soliloquio el que a mi me resulta muy rayante. Eso solo consigue que el protagonista me caiga mal y cuando eso sucede ya todo está perdido.

-TENSIÓN
Es un relato ganador de la Mención de honor en la III edición del premio Liter
Con este directamente me he reído, porque si tiene su parte de terror pero tiene mucho humor negro, así que me he divertido muchísimo.
Imaginaos la escena un alumno le pide al otro prestado un portaminas durante una clase. El dueño del portaminas también tiene sus “manías” aunque accede a prestarle el portaminas al otro compañero (yo nunca haría semejante cosa) lo cual presentará un grave problema ya que el otro compañero no es muy dado a respetar y cuidar la propiedad ajena.
El relato es muy breve, se lee en un suspiro y pese a eso no puedes evitar desear que el desenlace llegue rápido porque que sientes lástima pensando “que paciencia tiene esa criatura”.
Muy recomendable, de verdad.

-HORRIBLE CUENTO DE NAVIDAD

Este es sin lugar a dudas mi relato favorito. Además este relato es muy especial para mi porque a Cordelia le tengo mucho cariño, así desde aquí digo que si este relato no tiene ningún premio es porque directamente Javier no lo ha presentado a ningún certamen literario, porque si así fuera ganaría sin duda.
La protagonista de esta historia es Cordelia, que cuando iniciamos la lectura está envuelta en un trabajo de niñera, en principio un trabajo fácil de cena, cuento y a la cama, aunque es Nochebuena y el espíritu navideño en esa casa brilla por su ausencia.
Cordelia me cae muy bien, compartimos varias cosas, un incontrolable espíritu navideño que salta cuando menos te lo esperas, gusto por las muñecas, tatuajes y un cierto instinto de supervivencia nata. Así que aquí entramos en ese punto ya mencionado de que es muy importante que los personajes tengan alma, por que ellos son la clave de la historia, y aquí todos los personajes la tienen, incluidos los niños.
Como ya he dicho al principio todo parece tranquilo en la casa, a pesar de que los niños son un tanto raritos, es Navidad y parece que esta tradición es absolutamente desconocida para la familia de los niños que cuida, aunque a pesar de eso a Cordelia se le despierta ese espíritu navideño repentino e intenta enfocar la situación lo mejor que puede, hasta que ocurre algo que hace que tenga que sacar ese lado de superviviente nata para cuidar (nunca mejor dicho) a esos niños que están a su cargo.
Muy buen relato, y aunque ya he dicho que le tengo una simpatía especial a la protagonista, es cierto que la ambientación, la fecha en la que transcurre la historia, los personajes, y sobre todo el desarrollo de la acción (esto me ha parecido soberbio), hace en conjunto que el relato sea absolutamente redondo, y con un final de esos de vieja escuela que me encantan.

—-

En resumen, si no conoces al autor te invito a que lo hagas porque creo que dentro del género del terror actual hacen falta autores como Javier Vivancos. Tiene tres puntos muy importantes para ser una gran baza dentro del mundo del terror, primero su originalidad, te aseguro que si lees alguna de sus novelas te darás cuenta enseguida que su forma de escribir y sus historias no son muy convencionales ni son ideas facilonas, en segundo lugar su forma de escribir, que a veces mezcla esa realidad con un mundo irreal intercalando ambos en el relato de una manera que logra fundirse casi, y además empleando un lenguaje a veces tan visual que hace que las imágenes se presenten sin problema en tu cabeza, lo cual resulta muy aterrador por que algunas de esas imágenes pueden ser realmente horribles y perdurar en tu memoria durante mucho tiempo, y en tercer lugar la facilidad que tiene de coger escenarios muy reales, con personajes muy “normales” de esos que nos podemos encontrar por la calle perfectamente y ponerlos en situaciones que no tienen nada de normal, realmente terribles e incluso sobrenaturales sin que esa mezcla chirrie lo mas mínimo.

Si tenéis curiosidad sobre el autor y sus libros os dejo aquí enlazadas otras dos reseñas de libros suyos que he publicado anteriormente en el blog.

Vivancos, Javier: Los últimos días de la sombra

Vivancos, Javier: Pueblo Muerto

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Pueblo Muerto - Javier Vivancos

 

Hace bastante tiempo os hablé en el blog de este escritor con motivo de la reciente lectura de su libro “Los últimos días de la sombra”, podéis visitar la entrada que hice sobre dicho libro aquí.

De esa lectura me quedaron claras varias cosas: que era un escritor muy bueno, su técnica es buena, se mueve bien en historias largas, sabe crear personajes muy interesantes, por no decir inolvidables y crea historias mezclando situaciones sobrenaturales en entornos cotidianos y cercanos y lo que es más difícil, haciéndolo creible. Es por tanto una apuesta segura si quieres disfrutar de una buena historia de terror, del bueno, del que te hace que no puedas despegarte de las páginas, con personajes que sí te importan y con los que quieres recorrer ese camino que les ha tocado.

En este caso Pueblo Muerto puede presumir de todo lo citado en el parrafo anterior. Su introducción es además de bastante onírica, impresionante, te deja practicamente K.O. porque piensas “si esta es la introducción ¿que será lo que me espera dentro del libro? Digamos que el libro empieza fuertecito, pero rapidamente ves que el resto no desentona, no se va desinflando según avanzan las páginas si no todo lo contrario, va afianzándose con paso firme. Para cuando hemos avanzado lo suficiente, y la introducción cobra un sentido completo dentro de la narración, ya estamos absolutamente imbuidos de la atmosfera de misterio y maldad que envuelve a esta pequeña pedanía soriana.

El libro transcurre practicamente por completo en Aras del Castillo (el nombre también tiene su miga). Es un pueblo como tantos, de esos que van poco a poco quedandose vacios, donde todos se conocen y se critican y donde pasa sus días Prudencia (Pru) una joven de 16 años con estética gótica que vive practicamente para trabajar en la tienda de su tía.

Pru es nuestra protagonista, no es tonta ni mojigata, de hecho tiene fama de zorra en el pueblo, donde ya sabemos que a todos les cuelgan alguna etiqueta. A ella le corresponde esa por influencia de su madre, ya difunta, como si eso se heredara y a veces ella parece querer hacer honor a dicho calificativo. Pero es un personaje al que pronto acabas cogiendole cariño.

El alcalde pedáneo de Aras del Castillo decide emprender un proyecto de repoblación del pueblo y para ello contrata a unos repobladores. Son dos mujeres y un hombre, todos ellos presentan un aspecto extraño y misterioso, sobrenatural, como Pru puede percibir en el primer encuentro con uno de ellos.

La llegada de estos repobladores trae consigo no solo la apertura de la vieja mina y la reconstrucción del castillo, si no también varios hechos extraños. Por un lado Pru comienza a tener extraños sueños en los que incluso interactua con otras personas del pueblo. La gente empieza a comportarse de forma extraña. Comienzan las muertes. Y para terminar el extraño repoblador muestra un interés especial en Pru.

Pru junto con Abel, un muchacho de 18 años del pueblo que se siente atraido por ella, comienza una investigación para intentar averiguar que está pasando en Aras del Castillo. Así conoceremos a más personajes, como el cura o el bibliotecario y la historia seguirá por su derrotero.

LLegados a este punto no contaré más de la trama por que prefiero que vayais descubriendolo vosotros con la lectura, pero sí quiero hacer incapié en los personajes. Suena un poco cursi si digo que todos los personajes tienen alma, con esto me refiero a que el autor ha creado los personajes pensando en todos los detalles, son creíbles, interactuan muy bien entre ellos, se les coge aprecio y te das cuenta que sí te importa lo que les pase. Para mi eso es lo más grande de un libro. Puede haber una historia que este bien, pero si sus personajes no tienen alma, si son planos, si no te importa lo que les ocurra, entonces cierras el libro y lo echas a un lado. En este caso no es así, son los personajes los que te mantienen atrapado, los que hacen que quieras seguir leyendo.

Pero la historia no se queda atrás, es magnífica la manera que tiene el autor de mezclar esos elementos sobrenaturales en un entorno de lo más anodino, como hacer aparecer seres como los reprobladores junto a habitantes de un pequeño pueblo sin que parezca que está fuera de lugar, porque el hilado de la historia es tan bueno que te encuentras sumergida en ella.

Luego también ayuda que el libro esté muy bien escrito. Javier Vivancos escribe muy bien, esto es un hecho, y eso ayuda mucho a que durante la lectura no empieces a divagar viendo faltas de ortografía o de estilo, frases incoherente o mal expresadas, repeticiones constantes. Por que creedme eso pasa a veces incluso en libros en papel publicados por grandes editoriales. Pero aquí no es el caso.

En cuanto a las escenas de terror aquí de nuevo se conjugan dos tipos de terror, psicológico por un lado, muchas veces pasas más miedo con la anticipación de lo que puede ocurrir que con el momento en el que ocurre. Pero también hay terror visual, palpable, del que a veces te hace parar para poder continuar leyendo. Lo que está pasando en Aras del Castillo es oscuro, es sádico es cruel y sanguinario y eso queda palpable en muchas descripciones a lo largo de la historia.

Me parece un libro muy completo de principio a fin, me ha hecho disfrutar y a veces sufrir, a lo largo de su lectura y eso me encanta, porque lo he leído de un tirón y ultimamente no conseguia que un libro me enganchara tanto.

El final me ha gustado mucho, de hecho todo el desarrollo final me ha parecido impecable, más aún si tenemos en cuenta que según vamos avanzando hacia ese final la narración se vuelve frenética, como si fueramos nosotros los que vamos corriendo hacia ese desenlance hasta dejarnos sin aliento.

He soltado una lagrimita, solo una, por uno de los personajes, porque me ha llegado su soledad. Pero también he sentido esperanza. Y me he quedado con el deseo o el ansia de saber más sobre dos personajes en concreto ¿Continuación? No sé. Quizás es solo querer saber más de algunos personajes que se han quedado envueltos en un cierto misterio.

Os recomiendo el libro sin duda. Podéis encontrarlo en Amazon tanto en formato kindle a un precio increible como en formato físico a un precito también muy asequible.

Para que vayais abriendo boca os dejo el trailerbook del libro.