Autor: Daniel Hernández Chambers
Título: Free Lance: Tras la pista de Hoffel
Edición: Versatil
Páginas: 182

—-

La literatura juvenil además de estar cobrando fuerza y no quedar tan solo para ese rango de edad, para el que en principio pudiera estar dirigida, muestra en esta ocasión como se puede hacer muy buenos libros para jóvenes que además se salgan de los argumentos habituales.

En este caso no tenemos seres sobrenaturales, relaciones amorosas a tres bandas, ni siquiera tenemos romance adolescente de ningún tipo, pero si tenemos intriga, un protagonista joven y hechos del pasado que cobran fuerza.

Free Lance: Tras la pista de Hoffel comienza cuando nuestro protagonista consigue que el director de un periodico local, le ofrezca un trabajo de reportero Freelance, principalmente para quitárselo de encima sin quedar mal con el padre del muchacho en cuestión que es quien le ha pedido dicho favor. Aunque el muchacho está decidido a aprovechar esa oportunidad.

Nicolás, que así se llama nuestro protagonista, trabaja además en un hostal, durante la época estival. Y es precisamente en ese hostal donde encontrará casi por casualidad una noticia que le hará descubrir un misterio que lleva tiempo oculto.

El libro se mueve entre el presente y hechos del pasado, de la segunda guerra mundial. Así que dependiendo del capitulo vamos cambiando de lugar y de año. Y es este el medio que el autor utiliza para mantener la intriga e ir desvelando poco a poco los acontecimientos del pasado que van encajando con los actos presentes, hasta formar un puzzle completo.

Me han gustado los personajes del libro, están bien dibujados y no cuesta trabajo imaginarlos en la historia y adivinar sus motivaciones. E incluso el protagonista se mueve bien tanto en su mundo adolescente de amigos y problemas propios como en el ámbito de la investigación.

El libro está bien documentado y es muy interesante ir leyendo cosas concretas sobre el tema que sirven para enlazar el argumento. No solo inventa la historia del libro si no que intenta darle una explicación a través de hecho reales.

El lenguaje es sencillo y cercano a los jóvenes, pero no es simplista en absoluto. Y sobre todo mantiene la intriga, aunque en mi caso el final no me ha pillado por sorpresa, si es cierto que aún así te sigue resultando interesante y quieres seguir leyendo.

Me ha parecido algo novedoso el argumento, porque como dije antes, se sale de lo habitual, no tiene ninguno de los componentes de las últimas sagas juveniles, pero es precisamente por eso por lo que creo que es un buen libro que además puede ayudar a los jóvenes a interesarse por otros géneros como la novela histórica, o incluso la novela negra.

La edición del Versatil es en tapa blanda con solapa, muy útil. La portada me ha gustado mucho, tanto la tipología de la letra como el dibujo sobrio y el detalle del casco me parece que dicen mucho sobre lo que puedes encontrar en el libro.
El papel es grueso y la letra tiene un buen tamaño, así que la lectura es bastante agradable.
En la solapa de la portada hay información sobre el autor, que vemos que no es nuevo en esto de la literatura juvenil. Y en la solapa de la contraportada tenemos varios libros de la editorial Versatil que a mi me han llamado la atención. Uno es “La ciudad de la bruma” de este mismo autor, Daniel Hernández Chambers y dos libros de la colección de “Las aventuras de Enola Holmes” que me han picado la curiosidad.

En cuanto al autor yo creo que merece la pena seguirle de cerca, porque escribe bien y sus propuestas son interesantes. De hecho Daniel Hernández Chambers lleva cuatro años publicando y ha sido finalista de varios premios literarios. En algunos Institutos sus libros son lectura obligatoria en la ESO.

It's only fair to share...Email this to someoneShare on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on Tumblr0

1 comentario

  1. Umm, el argumento pinta muy bien y me gusta que se salga de lo que viene siendo habitual en las novelas juveniles.
    Hay novelas de este genero francamente buenas pues escribir para jóvenes no debería estar reñido con hacerlo bien. Precisamente, el jueves acabe una novela escrita por una chica de 18 años, que escribió la anterior con 14, y me quede alucinada de que alguien tan joven pudiese escribir algo tan bueno…

Deja un comentario