Título: Crosfirre. Fuego Cruzado
Autor: Miyuki Miyabe
Edición: Quaterni
Páginas: 458

—–

Tenía muchas ganas de leer este libro, porque ya había probado anteriormente con otro de la autora que me encantó y del cual también hice reseña “La sombra del Kasha”.

Así que ya sabía que la autora se sabía mover muy bien por la historia aportando a los personajes una personalidad y un pasado que se va descubriendo poco a poco y ese aspecto es quizás más evidente aun en este libro.

Además si en el anterior no había tintes sobrenaturales, aquí si en cuanto a las capacidades de la protagonista y esto enriquece mucho la historia entrando en juego una serie de dilemas éticos que impregnan todo el libro.

La forma de escribir de Miyuki Miyabe me encanta, sabe dirigirnos a cada paso deteniéndonos en algo más que la historia, nos aporta datos sobre la vida de Japón, como ya ocurría en el anterior libro y sobre la forma de vivir de los japoneses, sobre sus personalidades también, los personajes no se limitan a ser meras descripciones si no que son ricos y complejos.

La protagonista Junko Aoki es la protagonista indiscutible pero como ocurre en muchos escritores japoneses, todo forma parte de una coral de personajes, si bien aquí no va todo enfocado a darnos a conocer a un personaje ausente, si nos da a conocer a un personaje muy presente, la propia Junko. Por que es a través del resto de personajes, y de la propia Junko como veremos todas sus facetas.

Tenemos además por la parte de los investigadores a unos personajes muy peculiares, a mi en algún punto me han recordado a Mulder y Scully, por eso de que uno cree y el otro no, por lo demás ahí acabaría todo parecido si no fuera porque es la mujer Chikako Ishizu, detective de la brigada de la investigación de incendios del departamento de policía de Tokio, a la que han ascendido por una cuestión puramente política, pero que está dispuesta a demostrar lo que vale, y que es también una mujer que se muestra excéptica acerca de las capacidades piroquineticas de la protagonista y es el hombre, Makihara, un detective al que todos califican de peculiar, el que si cree en ellas, por algo que pasó en su infancia.

Por lo demás el relato nos habla de Junko que intentando manejar sus poderes topa con un acontecimiento que la pilla por sorpresa, un hombre es asesinado en su presencia por un grupo de delincuentes juveniles y por boca de ese hombre tiene conocimiento de que hay una mujer que está secuestrada en algún lugar y que ella se ve en la obligación de salvar. Comienza entonces un camino, que no le es ajeno, ya que en otras ocasiones se ha puesto en el papel de justiciera, per ahora todo será distinto.

La trama es compleja porque se nos van dando pistas hasta que al final todo queda atado, pero el proceso es muy interesante. Por un lado Junko no tiene remordimientos con lo que hace pues cree que la justicia se queda corta, cosa que es cierta y ella no hace más que rematar la faena. Entonces, mientras la detective le sigue los pasos con bastante desconcierto e incredulidad, ella contacta, o mejor dicho es contactada por una organización llamada Los Guardianes, que supuestamente se vale de personas como ellas para hacer justicia sin dejar rastro.

El problema es que vemos de nuevo que no todos son buenas intenciones y que no se sabe marcar el limite de lo que es justicia y lo que no. Es entonces cuando aparecen en juego otros dos personajes, una niña que también tiene poderes parecidos a los de Junko y un hombre, el que contacta con Junko, que tiene otro poder peculiar y aún menos problemas de conciencia por utilizarlo.

Al final se trata de tener en cuenta como se desarrolla la vida de estas personas desde que descubren su poder hasta que son adultos, porque eso es parte de en lo que luego se convertiran. Aquí me ha recordado un poco a ese empeño del Charles Xavier en el universo mutante de Marvel en educar a los jovenes mutantes en confrontación con el personaje de Magneto empeñado en que son seres superiores y por tanto sus actos no pueden ser criticados.

Seria un poco el principio de que haces con tu poder, en que lo empleas.

Son muchas las cosas que me han gustado del libro, pero me quedo sobre todo con el principio, con el personaje del detective “creyente” y con la niña con poderes y su madre.

Además estamos con un libro que mezcla géneros de forma fabulosa, porque tenemos un libro de novela negra, sumado a un libro que podría englobarse en la ciencia ficción, pero que narra muy bien entornos sociales. Y que por ejemplo no se queda solo en la investigación del crimen si no que toca temas sobre la influencia de los medios en los casos delictivos, o la discriminación en algunos entornos laborales como los compañeros que rodean a Chikako.

Si visitáis la web de Quaterni, en la sección dedicada a este libro tenéis varias cosas, primero podéis leer gratuitamente el primer capítulo y escuchar el primer capítulo. También podéis ver un trailer de la película que se hizo basada en el libro. Y por último otra opción interesante es una guía de lectura que podéis descargar y que tiene preguntas muy interesantes que pueden servir por ejemplo a la hora de hacer un club de lectura con este libro o emplear una serie de razonamientos éticos y sociales, por ejemplo con adolescentes.

Yo me he quedado con ganas de más y he visto que Quaterni tiene previsto editar más libros de la autora. Me muero de ganas de leerlos.

Los próximos títulos serán:

-El susurro del diablo

-Juego de Rol. RPG

Ambos libros, ya solo por el título me parecen muy apetecibles.

De momento si no habéis leído nada de la autora os recomomiendo los dos libros que ya están editados por Quaterni, este y La sombra del Kasha.

It's only fair to share...Email this to someoneShare on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on Tumblr0

Deja un comentario