Título: Tenue – Carne y Huesos
Autor: Javier Vivancos
Edición: Kindle
Páginas: 435

Tenue – Carne y Huesos es la continuación y conclusión de la bilogía comenzada con Tenue, cuya reseña podéis leer aquí. Por ese motivo si no habéis leído el primer libro os invito a que lo hagáis antes de continuar leyendo esta reseña, puesto que, aunque intento no desvelar nada importante de la trama de este en concreto, si voy a hablar de cosas que ocurrieron en el anterior, por lo cual podría destriparos cosas importantes del mismo.

Dicho esto, me toca ahora intentar explicar lo mucho que he esperado esta continuación. No me suele gustar leer libros que pertenecen a una saga o bilogía o trilogía si no está completa porque soy incapaz de aguantar la espera, pero esto ha sido especialmente dramático en este caso, dada las circunstancias en las que acababa el primer libro.

Tenue nos dejaba muchas interrogantes y ninguna respuesta. Era como si el autor hubiera entrado en una mansión enorme (¿La Academia?) y hubiera ido abriendo puertas a su paso dejándonos apenas intuir lo que ocurría en su interior para acto seguido sacarnos de un empujón de la mansión dejándonos en un mar de angustia por las perdidas y con un cúmulo de preguntas sin responder. En realidad es algo muy bueno en el sentido de que nos hace anhelar el segundo libro, pues tenemos la esperanza de que allí encontraremos las respuestas, pero si esa continuación tarda más de dos años en ver la luz, la agonía es bastante angustiante.

Quizá por eso, cuando al fin tuve el libro en mis manos, lo leí con una especie de urgencia mezclada con el deseo de no leer demasiado rápido para poder saborearlo. Y he de decir que hacía tiempo que no cerraba un libro, máxime siendo una continuación, que me dejara tan satisfecha, que contestara todas las preguntas abiertas en el anterior y que, en esencia, culminara de una forma tan redonda una historia como la que Tenue pretende contarnos.

Y he de decir que no era fácil de conseguir, porque en origen iban a ser tres libros, así que al enterarme de que solo eran dos, reconozco que tenía serias dudas de si el autor sería capaz de hacerlo sin que quedara precipitado todo, o se quedaran cosas a medias, pero no ha sido así y como he dicho antes el resultado es asombroso.

El libro en sí es un derroche de osadía. Tenemos que pensar que es un libro juvenil, pero en muchos aspectos no se comporta como tal. Hay imágenes y temas demasiado adultos, demasiado crudos y demasiado complejos como para hacernos pensar que esto sea una novela juvenil a uso, y pronto nos damos cuenta de que no es así. Esto en cierto modo puede ser un peligro, pues quizás eche para atrás a las personas que no disfruten de las novelas juveniles, que creen que por serlo va a ser superficial y sin contenido, pero también puede hacer que los habituales de estas historias la rechacen por su crudeza. Los dos estarían equivocados y se perderían una fantástica historia llena de referencias y, porque no, de terror en cierto modo, pero de  un terror de lo cotidiano (eso que tan bien se le da a Javier, el mezclar sobrenatural con entornos tan reales que hace que resulte todo más escalofriante).

En cuanto a lo que menciono de las referencias, tanto si has leído otros libros del autor, como si sigues más o menos la crónica negra de nuestro país, vas a reconocer muchas de ellas. Lo cual hace que podamos encajarlo perfectamente en nuestro imaginario popular.

Los personajes de Tenue están bien construidos y ahora en esta segunda parte evolucionan más aún. Después de la desgracia acaecida al final del primer libro, muchos han cambiado en cierta manera, siendo mucho más evidente en tres de los personajes protagonistas. Asela tiene, además, un gran papel como nuestros ojos en el regreso al mundo real. Me ha gustado muchísimo cómo nuestra percepción sobre un personaje concreto va a depender únicamente de la forma en que Asela lo percibe, sus dudas son nuestras dudas; sus certezas nuestras certezas. No es fácil lograr esto y me ha parecido algo fantástico.

Además hay otro personaje que ha cobrado más protagonismo en esta continuación, cosa que me ha alegrado pues había quedado un poco al margen en el segundo tramo del primer libro, y aunque no superaré nunca la muerte de cierto personaje en la primera parte, he de reconocer que quizá fuera una muerte acertada que ha hecho evolucionar al resto y que tiene su reconocimiento en esta segunda parte. Por otro lado el personaje de Nívea me ha dado una grata sorpresa, siendo ese momento uno de los mejores clímax de la historia.

El libro está impecablemente escrito, de verdad que es un gusto leer a Javier porque mima sus textos de una manera que hace que te puedas sumergir en la historia sin preocuparte de nada más, ya que sabes que, como buen corrector que es, todo va a estar perfecto. Y aunque parezca una tontería para mi es muy importante.

Para entrar un poco más en lo que es la estructura de este segundo libro, tenemos que considerar primero que aquí el autor ha tenido que condensar dos libros en uno, al pasar de la idea original de trilogía a la final de bilogía. A mi esto es lo que más dudas me presentaba. La idea de porqué encajaba mejor en trilogia venía dada por la historia en sí, básicamente por el lugar donde transcurriría cada libro, empezando brevemente por el mundo real en las primeras páginas de Tenue para inmediatamente introducirnos en el mundo de la Academia, donde transcurre todo el primer libro para que el siguiente tuviera lugar en el mundo real, y el tercero…

El problema es que ahora con un solo libro más tendría casi con certeza que haber una transición de un mundo a otro, y calibrar eso, para que hubiera el suficiente espacio -recordemos que este libro tiene poco más de 400 páginas- me parecía una labor titánica para poder encajar con precisión casa cosa en su sitio. Pero he decir que desde el principio y gracias a unos flasbacks vas notando como va a ser la estructura y poco antes de llegar a la mitad del libro te das cuenta de que sí, de que lo hecho tan bien que la propia narración te está llevando de cabeza a esa transición. Y esa segunda parte, esa segunda parte es memorable con esas últimas páginas de pura acción.

Para mi, Tenue es una rara joyita en este mundillo de las novelas juveniles, que debería ser muy tenida en cuenta y que me apenaría profundamente que pasara desapercibida. Y no puedo evitar a veces pensar en La Academia, en los que se fueron y en los que todavía quedan allí y en lo que está por venir. Porque si bien es cierto que la historia concluye en este libro, también lo es que no está todo tan cerrado como para que no nos quede una pequeña esperanza de volver a compartir viaje con Asela y los demás, tanto en este mundo como en el que queda al otro lado del río.

Hacedme caso y darle una oportunidad a esta historia, os encariñareis con los personajes, sufriréis con ellos, y reiréis con ellos y sobre todo os daréis cuenta de que la realidad muchas veces es más terrorífica que lo peor que podáis imaginar.

Comprar Tenue Carne y Huesos en Amazon

Comprar Tenue en Amazon

 

Difunde la Palabra... :)
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

1 comentario

  1. ¡Qué sorpresa de buena mañana! A traición, a la G. R. R. Martin, jeje.

    Me ha encantado tu concreción y elegancia, completa al análisis pormenorizado que hiciste en su momento, y te doy las gracias una vez más por todo. Lo mejor, que te haya gustado tanto, eso es una satisfacción tremendísima.

    Ahora en cuanto pueda, a compartirlo y darle difusión al blog, que vaya manera de retomarlo.

    Un abrazo

Responder a Javier Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.