Autor: Javier Vivancos
Título: Nosotros no guardamos las sobras
Edición: Kindle
Páginas: 182

Guardar

—-

He dicho en muchas ocasiones que me encanta leer libros de relatos cortos. Son una genial primera toma de contacto con un autor nuevo, aunque este no es el caso, y puedes leerlos en momentos de crisis lectoras sin el agobio de enfrentarse a montañas de página, y también pueden ser una lectura más versátil, por el cambio de registro entre los mismos relatos.

Por eso si aún no conoces a Javier Vivancos ni has leído ninguno de sus libros te recomiendo encarecidamente que leas este.

Antes de empezar a hacer repaso debo dejar muy claro que a mi la forma de escribir de Javier me gusta mucho, me encanta como desarrolla sus personajes, los sientes vivos, tienen alma, te interesa lo que les pase, y eso para mi siempre es un punto muy importante a la hora de enfrentarme a una historia, da igual la extensión de la misma.

La narrativa de este autor es en sus relatos largos compleja, por algo que destacaré al comentar su primer relato, que precisamente es el que da nombre al libro. Pero curiosamente son sus relatos más cortos precisamente los más accesibles, aunque el diga que no se mueve bien en las distancias cortas, yo creo que no es cierto, pues si bien sus relatos cortos no son extremadamente breves, creo que son perfectamente redondos, ni les falta ni les sobra nada, y eso es todo un logro.

El libro contiene cinco relatos, de los cuales yo considero relatos cortos solo los cuatro últimos, porque el primero podría ser un libro completo perfectamente. También tenemos al principio una introducción que os recomiendo leer, porque ahí queda palpable el gran sentido del humor de Javier Vivancos. Y si queréis una pincelada más de ese humor negro que se gasta podéis leer la biografía del autor que lo refleja de maravilla. Bueno y ya de paso compráis el libro ;) os aseguro que van a ser 0,99 euros muy bien invertidos.

Vamos con los relatos incluidos con el libro.

-NOSOTROS NO GUARDAMOS LAS SOBRAS

Este es el relato que da nombre también al libro y personalmente creo que de relato corto tiene poco. Además mantiene esa estructura compleja típica de los libros de este autor que os mencionaba antes. La historia en ocasiones se mueve como entre dos realidades, un mundo real y uno onírico o alucinógeno, que se entremezclan y hace que tengas que mantenerte muy atento para no perderte en ese mar casi visual de acontecimiento. Quizás pueda parecer algo confuso pero según avanza la lectura se ve como va cobrando todo sentido. Y aunque hay momentos en los que quizá puede resultar algo lento eso se resuelve al ir acelerando el ritmo hasta en ocasiones volverse un tanto frenético.
Lo curioso de este relato, no es solo lo aterrador que resulta visualmente, os juro que hay escenas que se presentaban en mi mente al ir leyendo que voy a tardar tiempo en olvidar, si no porque una vez que separas un poco de aquí o allá puedes llegar a ver la realidad detrás del relato y eso bajo mi punto de vista es mucho más espeluznante, de hecho no es difícil enlazar el relato con algunos episodios de la historia negra de este país.
La historia empieza cuando Sébastien, tenista retirado, es invitado por un amigo a una de esas fiestas para ricachos de alto standing, y despues de darle algunas vueltas decide acudir. La fiesta se va tornando cada vez más extraña y si queréis saber más tendréis que leerlo.
Me ha gustado muchísimo el final, no puedo explicar porque, obviamente, pero a mi personalmente me ha parecido un gran toque de realidad.
Os va a costar encontrar dentro del terror actual algo tan inquietante como este relato. Y ahí lo dejo.

-TAL PARA CUAL

Este relato ganó muy merecidamente el concurso de relato breve Ciudad de Arnedo 2008
Es un relato corto que me ha resultado muy divertido. No me mal entendáis, no es humor, es terror, pero es divertido de leer, y aquí queda muy palpable lo que comentaba sobre los personajes, no puedes evitar sentir algo, aunque suene muy grotesco cierta “simpatía” por el protagonista y su peculiar manera de ver el amor.
Un punto a su favor es que está escrito en primera persona por el protagonista de la historia, y creo que escribir en primera persona es una opción muy interesante si se sabe hacer bien y aquí está muy bien llevado.
Nuestro protagonista y narrador es un hombre extremadamente maniático, por no decir que padece un acusado TOC (trastorno obsesivo compulsivo), el llama a esas manías sus “peculiaridades” y al principio de la historia nos cuenta cosas sobre la mujer que ama, como se conocieron y como decidieron emprender una vida nueva en una casa alejada del mundanal ruido. En ese relato de como se conocieron encontraréis un guiño especial al autor de terror David Jasso, al que Javier Vivancos también ha dedicado este libro.
Un relato muy bien llevado, muy divertido de leer, es corto pero se hace más corto porque fluye muy bien la historia y con un final muy bien resuelto.

-LA MALETA
Este relato ha sido ganador también de un premio, en este caso del premio Lituma 2006
Sin embargo he de decir que es el relato que menos me ha gustado. No porque no no esté bien escrito, que está escrito a la perfección, ni porque no tenga tensión, que si que la tiene, es simplemente que aquí el autor usa la tercera persona en forma de voz narrativa de descripción de los hechos unida a una especie de soliloquio de la interpretación de los pensamientos del protagonista, y es precisamente ese soliloquio el que a mi me resulta muy rayante. Eso solo consigue que el protagonista me caiga mal y cuando eso sucede ya todo está perdido.

-TENSIÓN
Es un relato ganador de la Mención de honor en la III edición del premio Liter
Con este directamente me he reído, porque si tiene su parte de terror pero tiene mucho humor negro, así que me he divertido muchísimo.
Imaginaos la escena un alumno le pide al otro prestado un portaminas durante una clase. El dueño del portaminas también tiene sus “manías” aunque accede a prestarle el portaminas al otro compañero (yo nunca haría semejante cosa) lo cual presentará un grave problema ya que el otro compañero no es muy dado a respetar y cuidar la propiedad ajena.
El relato es muy breve, se lee en un suspiro y pese a eso no puedes evitar desear que el desenlace llegue rápido porque que sientes lástima pensando “que paciencia tiene esa criatura”.
Muy recomendable, de verdad.

-HORRIBLE CUENTO DE NAVIDAD

Este es sin lugar a dudas mi relato favorito. Además este relato es muy especial para mi porque a Cordelia le tengo mucho cariño, así desde aquí digo que si este relato no tiene ningún premio es porque directamente Javier no lo ha presentado a ningún certamen literario, porque si así fuera ganaría sin duda.
La protagonista de esta historia es Cordelia, que cuando iniciamos la lectura está envuelta en un trabajo de niñera, en principio un trabajo fácil de cena, cuento y a la cama, aunque es Nochebuena y el espíritu navideño en esa casa brilla por su ausencia.
Cordelia me cae muy bien, compartimos varias cosas, un incontrolable espíritu navideño que salta cuando menos te lo esperas, gusto por las muñecas, tatuajes y un cierto instinto de supervivencia nata. Así que aquí entramos en ese punto ya mencionado de que es muy importante que los personajes tengan alma, por que ellos son la clave de la historia, y aquí todos los personajes la tienen, incluidos los niños.
Como ya he dicho al principio todo parece tranquilo en la casa, a pesar de que los niños son un tanto raritos, es Navidad y parece que esta tradición es absolutamente desconocida para la familia de los niños que cuida, aunque a pesar de eso a Cordelia se le despierta ese espíritu navideño repentino e intenta enfocar la situación lo mejor que puede, hasta que ocurre algo que hace que tenga que sacar ese lado de superviviente nata para cuidar (nunca mejor dicho) a esos niños que están a su cargo.
Muy buen relato, y aunque ya he dicho que le tengo una simpatía especial a la protagonista, es cierto que la ambientación, la fecha en la que transcurre la historia, los personajes, y sobre todo el desarrollo de la acción (esto me ha parecido soberbio), hace en conjunto que el relato sea absolutamente redondo, y con un final de esos de vieja escuela que me encantan.

—-

En resumen, si no conoces al autor te invito a que lo hagas porque creo que dentro del género del terror actual hacen falta autores como Javier Vivancos. Tiene tres puntos muy importantes para ser una gran baza dentro del mundo del terror, primero su originalidad, te aseguro que si lees alguna de sus novelas te darás cuenta enseguida que su forma de escribir y sus historias no son muy convencionales ni son ideas facilonas, en segundo lugar su forma de escribir, que a veces mezcla esa realidad con un mundo irreal intercalando ambos en el relato de una manera que logra fundirse casi, y además empleando un lenguaje a veces tan visual que hace que las imágenes se presenten sin problema en tu cabeza, lo cual resulta muy aterrador por que algunas de esas imágenes pueden ser realmente horribles y perdurar en tu memoria durante mucho tiempo, y en tercer lugar la facilidad que tiene de coger escenarios muy reales, con personajes muy “normales” de esos que nos podemos encontrar por la calle perfectamente y ponerlos en situaciones que no tienen nada de normal, realmente terribles e incluso sobrenaturales sin que esa mezcla chirrie lo mas mínimo.

Si tenéis curiosidad sobre el autor y sus libros os dejo aquí enlazadas otras dos reseñas de libros suyos que he publicado anteriormente en el blog.

Vivancos, Javier: Los últimos días de la sombra

Vivancos, Javier: Pueblo Muerto

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

It's only fair to share...Email this to someoneShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on Tumblr

LIBROS LEÍDOS 2016

film-dracula20

LIBROS LEÍDOS POR MI

1 – En las montañas de la locura ( H. P. Lovecraft)
2 – En costas extrañas (Tim Powers)
3 – Como gustéis (William Shakespeare)
4 – El mercader de Venecia (William Shakespeare)
5 – El robo del gran dinosaurio (David Forrest)
6 – 150 video juegos a los que tienes que jugar al menos una vez en la vida (Alejandro Crespo)
7 – Operación Cabezón (Enrique V. Vegas)
8 – Jellboy (Enrique V. Vegas)
9 – La historia de Nintendo Volumen 2 (Florent Gorges / Isao Yamasaki)
10 – El librero (Roald Dahl)
11 – Indiana Jones y el templo maldito (James Khan)
12 – El club de la lucha (Chuck Palahniuk)
13 – La casa de Shakespeare (Benito Pérez Galdós)
14 – Cabal (Clive Barker)
15 – Misterius el increíble (Jeff Parker / Tom Fowler)
16 – Black Diamond Agencia de Detectives (Eddie Campbell)
17 – Las aventuras de Tom Sawyer (Mark Twain)
18 – Armada (Ernest Cline)
19 – El laberinto (Matthew Reilly)
20 – Pesadillas: El fantasma aullador (R.L. Stine)
21 – Spiderman los imprescindibles: El secreto de Peter Parker (J. Michael Straczynski /John Romita Jr)
22 – Garfield 1984/1986 (Jim Davis)
23 – Alfred Hitchcock y los tres investigadores: Misterio en la montaña del monstruo (M. V. Carey)
24 – La guerra de los mundos (H.G. Wells)
25 – La estrategia del parásito (César Mallorquí)
26 – Joyland (Stephen King)
27 – Animales Fantásticos y dónde encontrarlos (Newt Scaramander) (J.K. Rowling)
28 – Eres Hermosa (Chuck Palahniuk)
29 – Quidditch a través de los tiempos (Kennilworthy Whisp) (J. K. Rowling)
30 – Revival (Stephen King)
31 – Un yanqui en la corte del rey Arturo (Mark Twain)
32 – Los diarios de Adán y Eva (Mark Twain)
33 – Escucha la canción del viento y Pinball 1973 (Haruki Murakami)
34 – Harry Potter y el legado maldito (J. K. Rowling)
35 – Niebla (Miguel de Unamuno)
36 – El pistolero (Saga de la Torre Oscura I) (Stephen King)
37 – Diario de Greg ¡A por todas! (Jeff Kinney)
38 – Yo fui a EGB 4 (Javier Ikaz y Jorge Díaz)
39 – Yo fui a EGB (Javier Ikaz y Jorge Díaz)
40 – Yo fui a EGB 2 (Javier Ikaz y Jorge Díaz)
41 – Yo fui a EGB 3 (Javier Ikaz y Jorge Díaz)
42 – Pesadillas: La máscara maldita (R.L.Stine)
43 – Una Navidad diferente (John Grisham)
44 – La Navidad para un niño en Gales (Dylan Thomas)
45 – Nosotros no guardamos las sobras (Javier Vivancos)
46 – El pudding de Navidad (Agatha Christie)
47 – Jumanji (Chris Van Allsburg)
48 – Matris (Enrique V. Vegas)

LIBROS LEÍDOS POR MI HIJO

1 – Los cabezones de las galaxias: las guerras cabezón (Enrique V. Vegas)
2 – Los cabezones de las galaxias (Enrique V. Vegas)
3 – Cabezón Jones (Enrique V. Vegas)
4 – La gran invasión de Ratonia (Geronimo Stilton)
5 – Harry Potter y la piedra filosofal (J. K. Rowling)
6 – Diario de Greg ¡A por todas! (Jeff Kinney)
7 – Diario de Greg Buscando Plan (Jeff Kinney)
8 – Diario de Greg Un pringado total (Jeff Kinney)
9 – Diario de Greg La ley de Rodrick (Jeff Kinney)
10 – Diario de Greg ¡Esto es el colmo! (Jeff Kinney)
11 – Diario de Greg Días de perros (Jeff Kinney)
12 – Diario de Greg ¡Atrapados en la nieve (Jeff Kinney)
13 – Diario de Greg La cruda realidad (Jeff Kinney)
14 – Diario de Greg Mala suerte (Jeff Kinney)
15 – Diario de Greg Carretera y manta (Jeff Kinney)
16 – Diario de Greg Vieja escuela (Jeff Kinney)

 

 

Guardar

Guardar

It's only fair to share...Email this to someoneShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on Tumblr

Ya por fin parece que va a terminar este fatídico año, como todos los bisiestos, y toca hacer balance. En lo personal casi prefiero ni mirar atrás, más bien hacia delante a lo que está por venir, por que creo que es más positivo que regodearse en lo malo que ha pasado. Curiosamente en cuanto a lecturas el año ha sido realmente bueno. La primera mitad del año seguía con mi crisis lectora así que poco se puede comentar aparte de que comencé con mi estrategia de ir a lo seguro, de leer cosas que ya había leído y me encantaban o libros que sabía, aunque no hubiera leído antes, que me iban a entusiasmar. Recurrir a tus autores favoritos o a géneros que sabes que no te van a defraudar sin dejarte llevar por modas es lo mejor para acertar. Y gracias a eso a mitad de año recuperé esa pasión por la lectura, se volvió a convertir en mi refugio y me ayudó a tener un escape de la mierdas habituales que tiene la vida en general.

BUENO Y PÉSIMO

Por eso a la hora de hacer un ranking o una valoración de lecturas, tengo un gran problema, que no lo es tanto realmente. Casi todas las lecturas que he hecho me han gustado mucho. Incluso aquellas con las que lo he pasado mal leyendo, como Niebla de Miguel de Unamuno, me han dejado algo positivo y he de reconocer que es un gran libro. Por eso éste ranking queda cojo, pues como lecturas buenas puedo decir que han sido 47 de un total de 48. Eso deja como única lectura mala Harry Potter y el legado maldito, que mas que mala es pésima, no aporta nada, de hecho no sirve ni para envolver el bocadillo, en serio, lo único bueno que tiene es que puedes olvidarte de ella con mucha facilidad, en media hora ya casi no recuerdas el argumento y en unos días te olvidas incluso de que ha existido.

LO MEJOR DE LO MEJOR Y PROPOSITOS DE AÑO NUEVO

De esos 47 libros buenos que he leído el mejor de todos, y por desgracia uno de esos grandes desconocidos es Un yanqui en la corte del rey Arturo de mi adorado Mark Twain. No quiero hablaros mucho de él, porque pienso hacer reseña, tiene mucha miga y se merece una entrada para el solito, pero si no lo habéis leído ya podéis ir corriendo a hacerlo, os sorprenderá mucho.

Este año como estaba en fase de recuperación lectora, me he dedicado más a leer que a escribir en el blog, aunque poco a poco voy recuperando el ritmo, pero si es cierto que me he quedado con la espinita de hablaros de muchos de los libros que leí este año, y tengo intención, esto cuenta como propósito de año nuevo, de ir haciendo entradas de muchos de ellos.

Entre esos libros seguro que haré entrada de La guerra de los mundos, Armada, El laberinto, Cabal, Nosotros no guardamos las sobras, Niebla, El robo del gran dinosaurio (este en especial), En costas extrañas (Tim Powers siempre escribe historias maravillosas), y en general me gustaría hablaros de obras de Shakespeare que aunque amo desde cría jamás he escrito nada sobre su obra y me siento en deuda, y también me gustaría hablaros de la obra de Enrique V. Vegas.

No suelo hacer propósitos de año nuevo porque no los cumplo nunca, pero creo que esta vez voy sobre seguro. En cuanto a lecturas este nuevo año me mantendré como hasta ahora, leeré lo que quiera cuando quiera, es lo mejor para no perder la capacidad de disfrutar de la lectura.

No me apunto a retos ni maratones, ni colaboro con editoriales, ni compraré compulsivamente libros, esto es fácil de cumplir. De hecho he reducido bastante mi monstruosa biblioteca, llevo mucho tiempo deshaciéndome de los libros que ya no me aportan nada y es una buena manera de apreciar y disfrutar más los que se quedan, eso también me ha ayudado bastante a recuperar mis ganas de leer.

Y por ultimo y después de hacerle un corte de mangas al año que se acaba, solo queda desearos un feliz año 2017

Guardar

It's only fair to share...Email this to someoneShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on Tumblr

Guardar

It's only fair to share...Email this to someoneShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on Tumblr

Si hay algo que odio de las fiestas navideñas es el consumismo masivo y uno de los grandes templos de dicho consumismo son los centros comerciales. No me gustan las aglomeraciones de gente en lugares cerrados y los centros comerciales en periodo navideño son la peor pesadilla de alguien como yo. Es precisamente en una situación así donde se me ocurrio este relato, en ese momento me sirvió para superar el trance en el que me encontraba. Espero que si tu odias tanto como yo estas situaciones puedas al menos sonreir leyendo esto.

COMPRAS NAVIDEÑAS

xmas-mall

La Navidad. Esa maravillosa época del año en la que aumentan los suicidios, las parejas se separan porque al estar mas tiempo juntas se dan cuenta de que no se soportan, se dan las reuniones familiares que acaban en masacres y se nota aún más la ausencia de aquellos seres queridos que se fueron.

No penséis que soy una amargada. Bueno, quizás tenga un carácter un tanto huraño. Reconozco que no me gusta la gente, así en general, de hecho odio a la gente cuando se encuentran en gran número y la odio aún más si están dentro de recintos cerrados y yo me encuentro en ellos.

Dicho esto comprenderéis porqué cuando recibí la llamada de mi hermana Eva, con su dulce voz llena de alegría, noté como un puño hundiéndose en mi estómago. Y cuando dijo las palabras mágicas “Venga Nana, vamos de compras”, el puño se abrió paso por mis tripas aún más destrozando las pocas esperanzas que tenía de librarme de una tarde de compras navideñas.

Si a esto le sumamos que era mi primer día libre en dos meses y medio, justo el tiempo que llevo trabajando en Lares S.L., que no tendría otro libre hasta dentro de otros tres meses y que este tenía planeado pasarlo despanzurrada en el sofá, comiendo cacahuetes y bebiendo zumo de piña a toneladas mientras me tragaba episodio tras episodio de alguna serie en la que hubiera descuartizamientos a mansalva, entenderéis la putada que me estaba haciendo mi hermanita.

Pensaréis que podría haberme negado a ir, pero eso es porque no conocéis a Eva. Es la mujer perfecta y lo digo en serio. Es guapa a rabiar, de hecho es tan despampanante que todos se vuelven al verla pasar. Algunos para babear, otras para ponerse verdes de envidia. Y cuando ella te habla y te pide algo no puedes negarte, sencillamente haces lo que ella quiere. Es un don del que yo creo que ni ella es consciente, pero lo tiene. También tiene un defecto, es absolutamente incapaz de resistirse a tirarse todo lo que se menea. En realidad le pierden los hombres, bueno le pierde una parte de su anatomía en concreto. Si conoce a un tipo le mira fijamente al paquete, supongo que para intentar averiguar si el bulto que se adivina dentro del pantalón es digno de sus atenciones, que por lo general suele ser que sí.

No me entendáis mal, no le reprocho nada, es solo que a veces ese hobby suyo es muy agobiante porque intenta que yo siga su camino y a día de hoy no he conseguido hacerle entender que yo no comparto esa fijación por los genitales masculinos que tiene ella. No para de intentar organizarme citas a ciegas con compañeros de trabajo, de las que yo me escabullo siempre. Pero se que lo hace con buena intención, el problema es que equivoca el objetivo. También odio que me llame Nana, pero me he cansado de decirle, sin obtener ningún éxito, que prefiero que me llame Ana, que Nana suena a perro de lanas. Así que tengo asumido que para Eva seré Nana hasta el fin de mis días.

Pero adoro a mi hermana y además es la única persona que tengo en el mundo. Somos mellizas y llevamos juntas en esto de la vida desde el principio. Aunque no nos parecemos en nada, ni físicamente ni en carácter ni en intereses, en nada. A veces dudo si mi madre no hizo algún trío aquella noche y cada una de nosotras salió del espermatozoide de un tipo diferente. Es algo que no sabré nunca porque mi madre tuvo la genial idea de dejarnos a la puerta de Arpa Corp. el mismo día que nacimos.

El caso es que aquí me tenéis, en un enorme centro comercial con el prototipo de rubia californiana de peli surfera siempre feliz tirando de mi por pasillos atestados de gente de todo tipo. La megafonía del centro comercial está en nivel destroza tímpanos, reproduciendo villancicos interpretados por vocecillas chillonas o gatos chillando en sus últimos estertores de muerte. Al sonido ambiental se le suman niños gritones corriendo y tocándolo todo sin que se atisbe a sus progenitores a 50 metros a la redonda. Hay hombres cargados de bolsas mientras sus mujeres les gritan porque no han sido lo suficientemente rápidos en admirar cierta prenda que les quedaría de maravilla. Mujeres tristes y amargadas que miran con envidia a otras mujeres que ocultan bajo pieles, kilos de maquillaje y joyas lo tristes y amargadas que son.

Eva vuelve a tirar de mí hacia la izquierda para entrar en el pasillo de los perfumes. El tufo que desprenden tantos perfumes juntos es terrible. No sé como todas esas mujeres son capaces de aguantar esa mezcla de olores mientras prueban uno tras otro en delgadas tiras de papel. Necesitaría oler café urgentemente para sacarme ese pestazo de la nariz, así que miro a Eva con mis ojos de cachorrito abandonado y surte efecto porque la veo avanzar con rapidez hasta el estante donde está el perfume que usa siempre, y el único que yo soporto, coge una de las cajitas con el frasco más grande y salimos disparadas de allí.

Pero al salir de ese pasillo, el olor no mejora, de hecho empeora. Una mezcla de hedor a sudor, cieno, suciedad y putrefacción se apodera del ambiente. Le hago un gesto a Eva y ella lo entiende a la primera. Echa a correr hacia la zona de herramientas y yo la sigo. No tardo mucho en ver al primero. Aparece tambaleándose entre los estantes llenos de espumillón y adornos navideños.

Los de Arpa Corp se han vuelto a dejar la puerta abierta. Alguien debería hacer algo con esos problemas de seguridad que tienen. No pasa una semana sin que algo que habita en las instalaciones de Arpa Corp salga por la calles de la ciudad a darse un paseito. Pero bien mirado si no fuera por eso yo no tendría trabajo.

Mientras me pierdo en cavilaciones el engendro ha ido avanzando y han comenzado a salir más desde todas las entradas del centro comercial. Deben de haber llegado por los túneles que comunican con el parking.

Cojo un hacha bastante maja que he encontrado en la sección de herramientas y le cerceno el cuello de un golpe. Hace un mes tendría que haberlo hecho en al menos tres intentos pero la práctica perfecciona y ahora soy capaz de decapitarlos a la primera. Además su columna es más frágil que las nuestras. Decapitar a una persona costaría mucho más pero a estos bicharracos con un impacto un poco contundente se les parte el cuello como si fuera cristal. Como además su carne está putrefacta no opone demasiada resistencia a algo con filo.

El podrido cae al suelo y su cabeza no se bien donde va a parar pero por si acaso agarro a Eva y ahora soy yo quien la arrastra por los pasillos. La meto de un empujón en los probadores donde se han escondido ya varias personas y los atranco arrastrando varios muebles expositores. No podrán salir pero al menos los apestosos tampoco podrán entrar.

Camino por los pasillos intentando guiarme por el tufo para localizarlos pero el olor ya invade todo el centro comercial lo que significa que la cosa se está poniendo fea.

Cruzo pasillos usando el hacha. Caen cabezas con relativa facilidad, me gusta el hacha, pesa un montón pero gracias a eso el golpe es más contundente. La gente que voy encontrado la dirijo hacia la zona despejada y van ocupando los probadores que aún quedan abiertos. Y ellos mismos bloquean la entrada. Buenos chicos.

Ahora intento hacer memoria para recordar quien estaba de turno hoy y entonces la veo. Sacha.
Sacha es…, no sé como decirlo. Sacha es esa diosa inalcanzable que protagoniza mis sueños más tórridos. Lamentablemente se comporta exactamente así, como una diosa frígida, sanguinaria y altiva. Que yo sepa no habla mucho, no intima con nadie y no soporta que alguien cometa el más mínimo error. Todo el que se ha atrevido a insinuarse con mayor o menor descaro ha salido escaldado y frecuentemente con alguna pieza dental menos. Pero en mi mundo onírico mando yo y allí ella es mía. Aunque esto debe seguir siendo un secreto entre vosotros y yo.

Sacha con su largo cabello rubio ondeando suavemente con cada movimiento reparte hostias a diestro y siniestro. Cercena cabezas, pisotea cuerpos, agarra aterrados clientes y los lanza fuera de los dientes del podrido que les tiene acorralado. Y lo hace todo como si fuera una danza, sin siquiera despeinarse.

Mientras tanto yo también reparto lo mío. Debo de haberme cargado unos treinta pero no dejan de llegar. Seguramente lleguen refuerzos pronto, porque David, que estaba de guardia con Sacha, ha debido de avisar ya. Así que se trata de despejar la zona de clientes y eliminar a todos los podridos que podamos antes de que lleguen los de la Brigada de Desinfección.

He conseguido mantener mi zona limpia a golpe de hacha, no se puede decir lo mismo de mi porque estoy hecha un asco. Ahora estoy en lo alto del mostrador donde han colocado el árbol de Navidad y desde aquí tengo una vista completa del centro comercial. No se ve entrar más engendros y los pasillos están despejados, los clientes que quedan y que no han sido masticados deben estar en los probadores. Lo creáis o no los probadores son la zona más segura en estos casos, porque sus paredes están reforzadas y solo tienen una entrada que se puede bloquear fácilmente. Es lo que tiene vivir al lado de Arpa Corp, que uno se toma la seguridad muy en serio.

Estoy cubierta de sangre, nota metal “las hachas son efectivas para cortar cabezas pero terriblemente sucias, salpican en todas direcciones”. A mis pies, justo debajo del mostrador donde estoy subida tengo medio metro de cuerpos y cabezas de podridos apilados. Debo de mostrar una imagen repugnante.

Noto una mirada clavada en mi, miro hacia la derecha y encuentro unos ojos azul claro como el hielo. Mi diosa me está mirando y yo noto como me tiemblan las piernas.
En su boca hay algo que nunca antes había visto.

¡Está sonriendo!

Mi iceberg ruso, mi princesa de hielo me está mirando y sonríe. Como me gustaría pegarme para siempre a ese cuerpo gélido.

He debido de quedarme mirándola como una idiota, por que su sonrisa se ha hecho más amplia y me señala la entrada del almacén. Veo entrar a los de la Brigada de Desinfección. Al pasar a mi lado Eric me da un cachete en el culo, me río porque es algo que siempre hace, lo lleva haciendo desde que éramos críos y Eric además es mi único amigo, y uno de los pocos hombres que no se ha pasado por la piedra a Eva. Así que le saco la lengua y el me guiña un ojo. Pero cuando me doy la vuelta Sacha ha desaparecido.

La busco y la veo en el suelo abriendo los cuerpos para sacar los corazones y metiéndolos luego en la Unidad de Conservación. Así que me pongo manos a la obra, me coloco el traje especial, con los guantes incluidos y comienzo a destripar cuerpos. Es curioso ese empeño de Arpa Corp de querer recuperar siempre los corazones de los podridos. Los corazones tienen un color negro brillante y tiemblan ligeramente cuando los coges, como si tuvieran aún vida. Pero es nuestro trabajo y hay que terminarlo antes de poder liberar a los supervivientes de los probadores.

Tengo que preguntarle a Eric si sabe para que quieren esos corazones los de Arpa Corp. Si lo sabe, seguramente me lo dirá y si no siempre podemos hacer conjeturas juntos.

Alguien me da un golpecito en el hombro, miro hacia arriba y veo a Eric que viene a decirme que Eva está bien, aunque le ha dado 10 minutitos más para que termine los asuntos que se traía entre manos con el dependiente de la sección de videojuegos. Todo esto me lo dice aguantando la risa a duras penas. Y yo noto como me arden las mejillas, no lo puedo evitar, esta pequeña afición de Eva me trae de cabeza.

Eric se apiada de mi y me da un beso en la frente. Luego se queda mirando más allá de mi, a algo que hay a mis espaldas, entonces me sonríe, me guiña un ojo y se va.

Me doy la vuelta y me encuentro los ojos de mi reina de hielo clavados en mi. Por mi mente pasan unas cuantas escenas no aptas para menores en las que mi imaginación se desboca y el cuerpo de Sacha echa humo.

Sacha sonríe de nuevo. Dos veces el mismo día, increíble. Se acerca a mi, me roza el hombro con una mano y me susurra al oído, arrastrando las erres con esa voz helada y contenida que me vuelve loca. “Así que quieres derretirme, me encantaría dejarte intentarlo”.

Al final el día no va a acabar tan mal como pensaba. Me gustaría quedarme a charlar con vosotros pero mi témpano de hielo me arrastra de la mano y yo la sigo pacientemente intentando no abalanzarme sobre ella y montar un numerito en medio del centro comercial lleno de vísceras, sangre y cuerpos decapitados. Seguro que hay un sitio mejor para lo que tengo pensado y creo que tardaré en salir de allí. Si al final los de Arpa Corp, se dejan abierta la puerta de la planta -3 donde está esa especie de gran pulpo cabreado que capturaron el mes pasado, no contéis conmigo, tendréis que apañaroslas solitos porque presiento que estaré muy ocupada.

Guardar

Guardar

Guardar

It's only fair to share...Email this to someoneShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on Tumblr