Si hay algo que odio de las fiestas navideñas es el consumismo masivo y uno de los grandes templos de dicho consumismo son los centros comerciales. No me gustan las aglomeraciones de gente en lugares cerrados y los centros comerciales en periodo navideño son la peor pesadilla de alguien como yo. Es precisamente en una situación así donde se me ocurrio este relato, en ese momento me sirvió para superar el trance en el que me encontraba. Espero que si tu odias tanto como yo estas situaciones puedas al menos sonreir leyendo esto.

COMPRAS NAVIDEÑAS

xmas-mall

La Navidad. Esa maravillosa época del año en la que aumentan los suicidios, las parejas se separan porque al estar mas tiempo juntas se dan cuenta de que no se soportan, se dan las reuniones familiares que acaban en masacres y se nota aún más la ausencia de aquellos seres queridos que se fueron.

No penséis que soy una amargada. Bueno, quizás tenga un carácter un tanto huraño. Reconozco que no me gusta la gente, así en general, de hecho odio a la gente cuando se encuentran en gran número y la odio aún más si están dentro de recintos cerrados y yo me encuentro en ellos.

Dicho esto comprenderéis porqué cuando recibí la llamada de mi hermana Eva, con su dulce voz llena de alegría, noté como un puño hundiéndose en mi estómago. Y cuando dijo las palabras mágicas “Venga Nana, vamos de compras”, el puño se abrió paso por mis tripas aún más destrozando las pocas esperanzas que tenía de librarme de una tarde de compras navideñas.

Si a esto le sumamos que era mi primer día libre en dos meses y medio, justo el tiempo que llevo trabajando en Lares S.L., que no tendría otro libre hasta dentro de otros tres meses y que este tenía planeado pasarlo despanzurrada en el sofá, comiendo cacahuetes y bebiendo zumo de piña a toneladas mientras me tragaba episodio tras episodio de alguna serie en la que hubiera descuartizamientos a mansalva, entenderéis la putada que me estaba haciendo mi hermanita.

Pensaréis que podría haberme negado a ir, pero eso es porque no conocéis a Eva. Es la mujer perfecta y lo digo en serio. Es guapa a rabiar, de hecho es tan despampanante que todos se vuelven al verla pasar. Algunos para babear, otras para ponerse verdes de envidia. Y cuando ella te habla y te pide algo no puedes negarte, sencillamente haces lo que ella quiere. Es un don del que yo creo que ni ella es consciente, pero lo tiene. También tiene un defecto, es absolutamente incapaz de resistirse a tirarse todo lo que se menea. En realidad le pierden los hombres, bueno le pierde una parte de su anatomía en concreto. Si conoce a un tipo le mira fijamente al paquete, supongo que para intentar averiguar si el bulto que se adivina dentro del pantalón es digno de sus atenciones, que por lo general suele ser que sí.

No me entendáis mal, no le reprocho nada, es solo que a veces ese hobby suyo es muy agobiante porque intenta que yo siga su camino y a día de hoy no he conseguido hacerle entender que yo no comparto esa fijación por los genitales masculinos que tiene ella. No para de intentar organizarme citas a ciegas con compañeros de trabajo, de las que yo me escabullo siempre. Pero se que lo hace con buena intención, el problema es que equivoca el objetivo. También odio que me llame Nana, pero me he cansado de decirle, sin obtener ningún éxito, que prefiero que me llame Ana, que Nana suena a perro de lanas. Así que tengo asumido que para Eva seré Nana hasta el fin de mis días.

Pero adoro a mi hermana y además es la única persona que tengo en el mundo. Somos mellizas y llevamos juntas en esto de la vida desde el principio. Aunque no nos parecemos en nada, ni físicamente ni en carácter ni en intereses, en nada. A veces dudo si mi madre no hizo algún trío aquella noche y cada una de nosotras salió del espermatozoide de un tipo diferente. Es algo que no sabré nunca porque mi madre tuvo la genial idea de dejarnos a la puerta de Arpa Corp. el mismo día que nacimos.

El caso es que aquí me tenéis, en un enorme centro comercial con el prototipo de rubia californiana de peli surfera siempre feliz tirando de mi por pasillos atestados de gente de todo tipo. La megafonía del centro comercial está en nivel destroza tímpanos, reproduciendo villancicos interpretados por vocecillas chillonas o gatos chillando en sus últimos estertores de muerte. Al sonido ambiental se le suman niños gritones corriendo y tocándolo todo sin que se atisbe a sus progenitores a 50 metros a la redonda. Hay hombres cargados de bolsas mientras sus mujeres les gritan porque no han sido lo suficientemente rápidos en admirar cierta prenda que les quedaría de maravilla. Mujeres tristes y amargadas que miran con envidia a otras mujeres que ocultan bajo pieles, kilos de maquillaje y joyas lo tristes y amargadas que son.

Eva vuelve a tirar de mí hacia la izquierda para entrar en el pasillo de los perfumes. El tufo que desprenden tantos perfumes juntos es terrible. No sé como todas esas mujeres son capaces de aguantar esa mezcla de olores mientras prueban uno tras otro en delgadas tiras de papel. Necesitaría oler café urgentemente para sacarme ese pestazo de la nariz, así que miro a Eva con mis ojos de cachorrito abandonado y surte efecto porque la veo avanzar con rapidez hasta el estante donde está el perfume que usa siempre, y el único que yo soporto, coge una de las cajitas con el frasco más grande y salimos disparadas de allí.

Pero al salir de ese pasillo, el olor no mejora, de hecho empeora. Una mezcla de hedor a sudor, cieno, suciedad y putrefacción se apodera del ambiente. Le hago un gesto a Eva y ella lo entiende a la primera. Echa a correr hacia la zona de herramientas y yo la sigo. No tardo mucho en ver al primero. Aparece tambaleándose entre los estantes llenos de espumillón y adornos navideños.

Los de Arpa Corp se han vuelto a dejar la puerta abierta. Alguien debería hacer algo con esos problemas de seguridad que tienen. No pasa una semana sin que algo que habita en las instalaciones de Arpa Corp salga por la calles de la ciudad a darse un paseito. Pero bien mirado si no fuera por eso yo no tendría trabajo.

Mientras me pierdo en cavilaciones el engendro ha ido avanzando y han comenzado a salir más desde todas las entradas del centro comercial. Deben de haber llegado por los túneles que comunican con el parking.

Cojo un hacha bastante maja que he encontrado en la sección de herramientas y le cerceno el cuello de un golpe. Hace un mes tendría que haberlo hecho en al menos tres intentos pero la práctica perfecciona y ahora soy capaz de decapitarlos a la primera. Además su columna es más frágil que las nuestras. Decapitar a una persona costaría mucho más pero a estos bicharracos con un impacto un poco contundente se les parte el cuello como si fuera cristal. Como además su carne está putrefacta no opone demasiada resistencia a algo con filo.

El podrido cae al suelo y su cabeza no se bien donde va a parar pero por si acaso agarro a Eva y ahora soy yo quien la arrastra por los pasillos. La meto de un empujón en los probadores donde se han escondido ya varias personas y los atranco arrastrando varios muebles expositores. No podrán salir pero al menos los apestosos tampoco podrán entrar.

Camino por los pasillos intentando guiarme por el tufo para localizarlos pero el olor ya invade todo el centro comercial lo que significa que la cosa se está poniendo fea.

Cruzo pasillos usando el hacha. Caen cabezas con relativa facilidad, me gusta el hacha, pesa un montón pero gracias a eso el golpe es más contundente. La gente que voy encontrado la dirijo hacia la zona despejada y van ocupando los probadores que aún quedan abiertos. Y ellos mismos bloquean la entrada. Buenos chicos.

Ahora intento hacer memoria para recordar quien estaba de turno hoy y entonces la veo. Sacha.
Sacha es…, no sé como decirlo. Sacha es esa diosa inalcanzable que protagoniza mis sueños más tórridos. Lamentablemente se comporta exactamente así, como una diosa frígida, sanguinaria y altiva. Que yo sepa no habla mucho, no intima con nadie y no soporta que alguien cometa el más mínimo error. Todo el que se ha atrevido a insinuarse con mayor o menor descaro ha salido escaldado y frecuentemente con alguna pieza dental menos. Pero en mi mundo onírico mando yo y allí ella es mía. Aunque esto debe seguir siendo un secreto entre vosotros y yo.

Sacha con su largo cabello rubio ondeando suavemente con cada movimiento reparte hostias a diestro y siniestro. Cercena cabezas, pisotea cuerpos, agarra aterrados clientes y los lanza fuera de los dientes del podrido que les tiene acorralado. Y lo hace todo como si fuera una danza, sin siquiera despeinarse.

Mientras tanto yo también reparto lo mío. Debo de haberme cargado unos treinta pero no dejan de llegar. Seguramente lleguen refuerzos pronto, porque David, que estaba de guardia con Sacha, ha debido de avisar ya. Así que se trata de despejar la zona de clientes y eliminar a todos los podridos que podamos antes de que lleguen los de la Brigada de Desinfección.

He conseguido mantener mi zona limpia a golpe de hacha, no se puede decir lo mismo de mi porque estoy hecha un asco. Ahora estoy en lo alto del mostrador donde han colocado el árbol de Navidad y desde aquí tengo una vista completa del centro comercial. No se ve entrar más engendros y los pasillos están despejados, los clientes que quedan y que no han sido masticados deben estar en los probadores. Lo creáis o no los probadores son la zona más segura en estos casos, porque sus paredes están reforzadas y solo tienen una entrada que se puede bloquear fácilmente. Es lo que tiene vivir al lado de Arpa Corp, que uno se toma la seguridad muy en serio.

Estoy cubierta de sangre, nota metal “las hachas son efectivas para cortar cabezas pero terriblemente sucias, salpican en todas direcciones”. A mis pies, justo debajo del mostrador donde estoy subida tengo medio metro de cuerpos y cabezas de podridos apilados. Debo de mostrar una imagen repugnante.

Noto una mirada clavada en mi, miro hacia la derecha y encuentro unos ojos azul claro como el hielo. Mi diosa me está mirando y yo noto como me tiemblan las piernas.
En su boca hay algo que nunca antes había visto.

¡Está sonriendo!

Mi iceberg ruso, mi princesa de hielo me está mirando y sonríe. Como me gustaría pegarme para siempre a ese cuerpo gélido.

He debido de quedarme mirándola como una idiota, por que su sonrisa se ha hecho más amplia y me señala la entrada del almacén. Veo entrar a los de la Brigada de Desinfección. Al pasar a mi lado Eric me da un cachete en el culo, me río porque es algo que siempre hace, lo lleva haciendo desde que éramos críos y Eric además es mi único amigo, y uno de los pocos hombres que no se ha pasado por la piedra a Eva. Así que le saco la lengua y el me guiña un ojo. Pero cuando me doy la vuelta Sacha ha desaparecido.

La busco y la veo en el suelo abriendo los cuerpos para sacar los corazones y metiéndolos luego en la Unidad de Conservación. Así que me pongo manos a la obra, me coloco el traje especial, con los guantes incluidos y comienzo a destripar cuerpos. Es curioso ese empeño de Arpa Corp de querer recuperar siempre los corazones de los podridos. Los corazones tienen un color negro brillante y tiemblan ligeramente cuando los coges, como si tuvieran aún vida. Pero es nuestro trabajo y hay que terminarlo antes de poder liberar a los supervivientes de los probadores.

Tengo que preguntarle a Eric si sabe para que quieren esos corazones los de Arpa Corp. Si lo sabe, seguramente me lo dirá y si no siempre podemos hacer conjeturas juntos.

Alguien me da un golpecito en el hombro, miro hacia arriba y veo a Eric que viene a decirme que Eva está bien, aunque le ha dado 10 minutitos más para que termine los asuntos que se traía entre manos con el dependiente de la sección de videojuegos. Todo esto me lo dice aguantando la risa a duras penas. Y yo noto como me arden las mejillas, no lo puedo evitar, esta pequeña afición de Eva me trae de cabeza.

Eric se apiada de mi y me da un beso en la frente. Luego se queda mirando más allá de mi, a algo que hay a mis espaldas, entonces me sonríe, me guiña un ojo y se va.

Me doy la vuelta y me encuentro los ojos de mi reina de hielo clavados en mi. Por mi mente pasan unas cuantas escenas no aptas para menores en las que mi imaginación se desboca y el cuerpo de Sacha echa humo.

Sacha sonríe de nuevo. Dos veces el mismo día, increíble. Se acerca a mi, me roza el hombro con una mano y me susurra al oído, arrastrando las erres con esa voz helada y contenida que me vuelve loca. “Así que quieres derretirme, me encantaría dejarte intentarlo”.

Al final el día no va a acabar tan mal como pensaba. Me gustaría quedarme a charlar con vosotros pero mi témpano de hielo me arrastra de la mano y yo la sigo pacientemente intentando no abalanzarme sobre ella y montar un numerito en medio del centro comercial lleno de vísceras, sangre y cuerpos decapitados. Seguro que hay un sitio mejor para lo que tengo pensado y creo que tardaré en salir de allí. Si al final los de Arpa Corp, se dejan abierta la puerta de la planta -3 donde está esa especie de gran pulpo cabreado que capturaron el mes pasado, no contéis conmigo, tendréis que apañaroslas solitos porque presiento que estaré muy ocupada.

Guardar

Guardar

Guardar

It's only fair to share...Email this to someoneShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on Tumblr

img_4177

Ya tenemos casi encima la Navidad, una época del año que me gusta y me estresa a partes iguales. Por eso el año pasado tomé la decisión de tomármelo con calma, disfrutar de lo que me gusta e intentar evitar todo lo que me disgusta y curiosamente funcionó.
Este año haré igual, leeré, veré películas y escucharé villancicos (me refiero a los de Sinatra, Ella Fitzgerald y compañía) y me tomaré las cosas con mucha calma. Nada de adornar la casa hasta el día 22 con la lotería, el turrón para los días señalados y como comidas para los días especiales, el plato preferido de cada uno, no hace falta hacer mil platos que te dan para comer sobras un mes. Y en mi caso ese es el truco para poder esquivar otro año más la temida saturación navideña.

Para ir abriendo boca aquí os muestro los 6 libros que yo voy a leer en Navidad, no es un ranking de los mejores, es simplemente lo que yo voy a leer porque me apetece.

 

61ygbk7th9l-_sx330_bo1204203200_
1. Cuentos de Navidad de Charles Dickens
Canción de Navidad es uno de mis libros favoritos, lo leo y lo releo en muchas ocasiones y nunca me canso de él. Pero no es el único relato navideño de Dickens, así que aprovechando que Alianza editorial ha sacado esta preciosa edición con una recopilación de los relatos navideños de Dickens, queda seleccionado como una de las lecturas navideñas de este año.
Los relatos que incluye el libro son:
-Canción de Navidad
-Las campanadas
-El grillo del hogar
-La batalla de la vida
-El hechizado y el trato con el fantasma

espiritunavidad-1
2. El espíritu de la Navidad y otras historias navideñas de Connie Willis
Adoro a Connie Willis, es de mis autoras favoritas y no pararé de recomendar sus libros. Pero Connie también ama la navidad, y eso se nota en esta recopilación de relatos, seis de los cuales aparecieron por primera vez publicados en la revista Asimov´s Magazine y los otros dos fueron publicados por primera vez en este libro. Otro libro que releeré con verdadero placer, pues nunca me canso de volver a él. Los relatos que incluye son:
-Milagro
-Posada
-En la tienda de juguetes de Coppelius
-El poni
-Adaptación
-La garra de gato
-Boletín de noticias
-Epifanía

33466560-1
3. Una Navidad diferente de John Grisham
Otra relectura y una vez más voy sobre seguro porque este libro me encanta, la situación, los personajes, esa presión navideña. Un libro muy divertido y aunque hay adaptación cinematográfica siempre os recomendaré el libro primero.

10366491
4. The Third Pig Detective Agency; The Ho Ho Ho Mystery by Bob Burke
Este es un libro al que no pude resistirme nada más verlo. El libro es precioso, es chiquito como una novelita pulp, y creo que he declarado mil veces mi debilidad por las novelas pulp, pero además el tono es totalmente delirante. Nuestro protagonista es un cerdo investigador privado que recibe la visita de una mujer que quiere que encuentre a su esposo desaparecido y no os diré quien es ese desaparecido, HO HO HO. Me muero de ganas de leerlo, creo que me lo voy a pasar muy bien.

cubierta_thomas_portadilla
5. La navidad para un niño en Gales de Dylan Thomas
Hacía mucho que quería leer este relato, y aprovechando que tengo esta preciosa edición en mi Kindle voy a disfrutar de verdad con esta lectura. Hubiera preferido tener una edición en inglés en papel pero no hay modo de que llegue antes de Navidad así que leeré esta y si llega la otra pues ración doble.

el_pudding_de_navidad_144
6. El pudding de Navidad de Agatha Christie
Tuve una época hace muchos años en la que me dio por leerme todos los libros de Agatha Christie. Por supuesto tengo mis favoritos, pero hay otros que ni recuerdo de que van y es el caso de este libro. El libro contiene 6 relatos, el primero con título homónimo y otros cinco. Yo no recuerdo ninguno de los relatos, así que aunque es una relectura es en realidad como si los leyera por primera vez y aunque no es un libro realmente que tenga la Navidad como protagonista absoluto, en el titulo lleva dos palabras geniales “pudding” y “Navidad”, y a mi con eso me vale. Los relatos que contiene el libro son:
-El pudding de Navidad
-El misterio del cofre español
-El inferior
-La tarta de zarzamoras
-El sueño
-La locura de Greenshaw

Y para vosotros ¿que tal se presentan las Navidades? ¿Os gusta rodearos de cosas navideñas?¿Sois de celebraciones ruidosas o de pasarlas al amor de la lumbre? Sea como fuera, os deseo que tengáis las navidades que más vayáis a disfrutar.

Nota: Si tenéis curiosidad por saber que elementos forman la foto de cabecera de esta entrada son los siguientes:
-Mi muñeca coreana DDung School Girl
-Los cuatro primeros libros que he mencionado en esta entrada; “Una Navidad diferente”, “The Third Pig Detective Agency; The Ho Ho Ho Mystery”, “El espíritu de la Navidad y otras historias navideñas” y “Cuentos de Navidad”.
-Mis guantes
-Mi Kindle (dentro están los otros dos libros que he mencionado en esta entrada; “La Navidad para un niño en Gales” y “El pudding de Navidad”)
-Mi tacita de renos con infusión de “Tarta de Manzana con caramelo” de Pompadour (os la recomiendo, es absolutamente deliciosa).

It's only fair to share...Email this to someoneShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on Tumblr

todosytodas
Hola a todos (y recalco el “todos” puesto que abarca a la totalidad de visitantes de este blog, tanto si tienen el par de cromosomas XY como si son orgullosas poseedoras del par XX).

Y aunque este es un blog literario, me permito la libertad de hablar hoy de un tema que hace que se me desalineen los chakras, me suba la tensión y esté al borde del infarto cada vez que leo o escucho estupideces como las del título de esta entrada.

No sé, de verdad que no, cómo es posible que proliferen estas aberraciones lingüísticas y el caso es que lo hacen, ya sea en pro de una mal entendida igualdad, ya sea como un acto políticamente correcto para no soliviantar a algún lobby concreto o simplemente por estupidez y ganas de dejarse arrastrar por la marea de gente que cada vez con más frecuencia adopta esta absurda costumbre.

En nuestro querido idioma cuando hablamos de un grupo de gente que incluye individuos de ambos sexos ya sean profesores, padres, ciudadanos, policías, etc… nos referimos al total de dicho grupo en masculino porque engloba a todos (a los de sexo masculino y femenino) y evita llegar a algo tan ridículo como lo que se viene repitiendo en muchos medios que es duplicar la información y alargar de forma absurda algo que es comprensible por naturaleza de forma más simple.

Es por esta tontería de lo políticamente correcto, y de que no se nos subleven los lobbys correspondientes por lo que el APA (Asociación de Padres de Alumnos) pasó hace unos años a llamarse AMPA (Asociación de Padres y Madres de Alumnos), y yo cada vez que alguien me habla del AMPA no puedo evitar acordarme de ese otro “hampa” y me vienen asociaciones de ideas tan disparatadas como divertidas. Lo curioso es que sean los colegios, lugares donde se supone que se poseen e imparten conocimientos de nuestra lengua, los que se convirtieran en pioneros de una estupidez que no tiene visos de remitir.

Cada vez que leo un escrito procedente de esos templos de saber que son las escuelas donde un profesor, de lengua para más señas, habla de los alumnos y las alumnas, siempre dudo entre rodar por el suelo de la risa, o echarme a llorar amargamente, pensando en que estarán aprendiendo en la asignatura de lengua los niños.

Ahora no hay canal de televisión, publicación escrita, e incluso canales de Youtube dedicados a la literatura, doble ironía, que no entren en esta práctica tan habitual como incorrecta.

Ya, ya sé que alguno dirá que a lo mejor la equivocada soy yo, y como efectivamente empecé a dudar de que lo que aprendí en su momento hubiera cambiado así por obra y gracia de la corrección política tan habitual, decidí hacer lo más razonable y fui directamente a consultar la RAE (Real Academia Española) que para eso está. Y me pregunto si de verdad a nadie se le ocurrió acudir a esta institución antes de repetir como loros esta supuesta oda a la igualdad.

Pues bien queridos duplicadores, aquí tenéis lo que dice la RAE al respecto.

rae

 

Aquí os dejo el texto transcrito por si no veis la imagen.

“ ‘Los ciudadanos y las ciudadanas, los niños y las niñas’

Este tipo de desdoblamientos son artificiosos e innecesarios desde el punto de vista lingüístico. En los sustantivos que designan seres animados existe la posibilidad del uso genérico del masculino para designar la clase, es decir, a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos: Todos los ciudadanos mayores de edad tienen derecho a voto.

La mención explícita del femenino solo se justifica cuando la oposición de sexos es relevante en el contexto: El desarrollo evolutivo es similar en los niños y las niñas de esa edad. La actual tendencia al desdoblamiento indiscriminado del sustantivo en su forma masculina y femenina va contra el principio de economía del lenguaje y se funda en razones extralingüísticas. Por tanto, deben evitarse estas repeticiones, que generan dificultades sintácticas y de concordancia, y complican innecesariamente la redacción y lectura de los textos.

El uso genérico del masculino se basa en su condición de término no marcado en la oposición masculino/femenino. Por ello, es incorrecto emplear el femenino para aludir conjuntamente a ambos sexos, con independencia del número de individuos de cada sexo que formen parte del conjunto. Así, los alumnos es la única forma correcta de referirse a un grupo mixto, aunque el número de alumnas sea superior al de alumnos varones.”

Y por si aún quedan dudas este es el enlace en el que podéis consultar esto mismo, por si pensáis que me he dedicado a mentir y manipular como una bellaca.

RAE “Los ciudadanos y las ciudadanas, los niños y las niñas.

Ahora ya solo me queda esperar que el sentido común prevalezca sobre la estupidez humana, aunque creo que tal y como reza el dicho desgraciadamente “El sentido común es el menos común de los sentidos”.

Guardar

It's only fair to share...Email this to someoneShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on Tumblr

51petz1knl-_sx311_bo1204203200_

 

Autor: James Kahn
Título: Indiana Jones y el Templo Maldito
Título original: Indiana Jones and the Temple of Doom
Edición: Planeta
Páginas: 183

——

He de comenzar diciendo que nunca me han gustado las novelizaciones de películas y siempre he huido de ellas como de la peste. Si por casualidad daba con un libro que había sido escrito a partir de una película inmediatamente quedaba descartado. Solo he hecho un intento alguna vez con algún libro basado en alguna de esas películas ochenteras que los de mi generación tendemos a idealizar y ha sido un absoluto fracaso.

Por eso al toparme en el rastro con este libro dudé un segundo, sí solo un segundo, y acabé comprándolo, primero porque estaba muy barato (1 euro) y segundo porque es de Indiana Jones y ahí si que me sale la vena fangirl total.

En principio iba a ser un libro de estantería, vamos para engrosar mi escasa colección de Indy, pero como no sirvo para tener cosas sin usarlas, acabé leyéndolo… Y menuda sorpresa.

El libro me ha gustado mucho y al decir esto quiero que entendáis a lo que me refiero. Es diversión en estado puro, igual que la película. Está bien narrado, casi puedes ir viendo la película en tu mente según avanza. Pero, y este es un pero muy importante, añade más de lo que puedes ver en la película.

Cuando me refiero a añadidos, seguramente muchos puedan echarse a temblar pensando que han inventado algo más en la historia, si es así podéis estar tranquilos, el libro es absolutamente fiel a la película y el autor no se ha sacado nada nuevo del tintero. Los añadidos son simplemente en cosas que no podemos ver en la película, esto es, los pensamientos de los personajes.

Imaginad poder ver que se le pasa por la cabeza a Willie en el primer momento de ver a Indy, o saber como ve Tapón a Indy y que expectativas tiene para cuando la aventura termine. Y lo mejor de todo imaginad que podéis leer lo que pasa por la cabeza de Indy cuando está embrujado con la sangre de Kali, como ve él lo que ocurre a su alrededor. Para mí eso ha sido un gran aliciente que ha hecho que disfrutase muchísimo del libro.

El argumento del libro es más que sabido, puesto que no creo que quede mucha gente que no haya visto la película y si alguno hay más vale que deje de leer esto y corra a verla. Pero para los más despistados diré que Indiana Jones y el Templo Maldito es la segunda película de la saga de Indiana Jones (digo saga y no trilogía, porque el esnobismo pueril no va conmigo y yo considero también Indiana Jones y el Reino de la calavera de Cristal parte de la saga e incluso me gustaría que no se quedara ahí la cosa) y en ella vemos como Indy sale de la sartén para caer en las brasas, vamos que le toca salir por piernas de Shanghai perseguido por los matones de Lao Che, el mafioso de turno, para acabar en una aldea perdida de la India, sacando de su interior el buen samaritano que lleva dentro y encaminándose hacia el Palacio de Pankot en busca de las piedras sagradas arrastrando con él a Willie y Tapón.

El libro fiel al argumento, como ya he dicho, nos hace revivir toda la película con los añadidos que antes he mencionado y uno más al principio del todo que nos permite saber un poco más sobre Tapón y sobre cómo llego a estar con Indy.

El único inconveniente que le veo es que al traducir a Tapón en el libro se le llama Short Round y según avanza el libro también lo nombran como Shorty, y como aquí en España se tradujo su nombre como Tapón y así es como estamos acostumbrados a conocerlo, pues al leer chirría un poco que se le nombre de forma diferente, pero al final te acostumbras.

Después de acabar el libro y quedar gratamente sorprendida por haberlo disfrutado, decidí averiguar quien era el autor que no me sonaba de nada y ahí mi sorpresa fue aún mayor si cabe.

James Kahn es medico y a ratos escritor. Lo más curioso es que en su haber constan varias novelizaciones basadas en películas que yo al menos estoy dispuesta a buscar y cuando os diga los títulos entenderéis porqué. Además tiene una trilogía de libros propios.

La pena es que las novelizaciones de las otras pelis de Indy no fueron hechas por James Kahn, que es algo curioso pero que pasa en muchos casos de sagas cinematográficas novelizadas, como por ejemplo Star Wars, que cada una es de un autor.

Otra curiosidad sobre James Kahn es que interpretó al doctor que confirma la muerte de ET en la película homónima. En aquel momento el St. John’s Hospital

Entre los libros que ha escrito se encuentra La trilogía del Nuevo Mundo (New World) que se compone de los siguientes libros:

-World Enough, and Time (1980)
-Time’s Dark Laughter (1982)
-Timefall (1987)

Y ha escrito novelizaciones de las siguientes películas:

-Star Wars Episode VI: Return of the Jedi
-Indiana Jones and the Temple of Doom
-Poltergeist (1982)
-Poltergeist II: The Other Side (1986)
-The Goonies (1985)

Yo al menos quiero encontrar la de los Goonies, vuelve a salir a relucir mi parte fangirl total.

En conclusión, aunque seáis tan cabezotas como yo y estéis convencidos de que de una buena peli es imposible que salga un buen libro bastante disfrutable, no os cerréis en banda, en este caso, y con ello no quiero decir que el libro sea para ganar un Pulitzer, la lectura de este libro os transportará de nuevo a la película y disfrutareis de la lectura y quizás os ocurra como a mi y os encante la parte donde podemos saber qué se le pasa por la cabeza a Indy cuando está bajo los efectos de la sangre de Kali, como añadido no está nada mal.

It's only fair to share...Email this to someoneShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on Tumblr

It’s-no-use-going-back-to-yesterday-because-I-was-a-different-person-then.

Como os habréis dado cuenta, sobre todo los subscritores de este blog si alguno queda aún (que paciencia tenéis), este ha sido un sitio árido y solitario desde hace mucho tiempo. La saturación hizo que dejara de publicar, que abandonara redes sociales y que me dedicara más a disfrutar de las cosas pequeñas de la vida que a narrarlas a los demás. Y ha funcionado. He estado alejada incluso de la lectura, dedicándome durante mucho tiempo a otra de mis aficiones, los videojuegos y sobre todo a vivir desconectada. Es algo que os recomiendo, es terapeutico y te hace ver lo que de verdad importa.

Sin embargo, sabía que regresaría a los libros y a este blog, es por eso que no lo borré si no que lo dejé en stand by. Esta es en realidad mi casa, parte de mi vida, y ahora me encuentro con ilusión de nuevo para invitaros a entrar otra vez y compartir las lecturas que me emocionen, que me hagan feliz.
Pero tengo una cosa clara y es que leeré lo que quiera cuando quiera, no me comprometo a nada con nadie, solo a hacer lo que me apetezca en cada momento y así mantendré la ilusión.

En mi, mas que año, bienio sabático he tenido varios momentos difíciles en cuanto a lectura, ha habido un abandono completo de meses, estaba saturada y hastiada y necesitaba dedicarme a otra cosa. Leer ya no era un placer, se había convertido en una obligación y había libros que deseaba leer que esperaban impacientes mientras leía otros que debían reseñarse, y lo siento mucho pero yo no puedo funcionar así, al menos no por mucho tiempo y es por eso que me quemé.También quedé harta del mundo editorial y de los autores (no todos, por algunos siento un profundo aprecio y respeto y ellos saben quienes son y algunos sé que sabran disculparme por haberles fallado mas de una vez). Alguien dijo alguna vez que a los autores a los que admiras es mejor no conocerlos nunca y así seguir amando su obra y esto es cierto en muchos casos. Lo curioso es que a veces autores menos reconocidos por el público tienen un gran talento y un trato absolutamente agradable, los hay creedme, y ver como gente mediocre y que escribe como si aporreara un teclado a ciegas triunfa con sus libros, mientras personas que escriben realmente bien tienen unos resultado realmente modestos es algo que cuesta tragar, y resulta verdaderamente descorazonador, pero esa es la realidad. Por todas estas cosas, incluso despues de abandonar el blog, se produjo en mi un bloqueo que hizo que el solo hecho de acercarme a un libro me produjera rechazo. Para acabar de arreglar las cosas sufrí una pequeño desgarro de retina, que afortunadamente me solucionaron a tiempo pero que me trajo mucho reposo y algunos problemas de visión que afortunadamente se han ido arreglando (el cerebro es maravilloso a la hora de acostumbarse y compesar ciertos problemas visuales para que parezca que ya no están).

Durante todo ese tiempo me volqué más en los videojuegos, una afición que lleva conmigo toda la vida pero que tenia algo abandonada, y eso en principio ha hecho que vuelva a los libros. Curioso ¿verdad?

Tiene su porqué, todo tiene un proceso narrativo, los libros, las series, las peliculas, los videojuegos e incluso la música, y todas estas artes me han ido curando para que finalmente vuelva a sentir ilusión. Han conseguido que coger un libro me produzca el mismo placer de antaño, que pueda volverme a sumergir dentro de él sin ser consciente del tiempo y el espacio en el que me encuentro.
Eso quiero que se vea reflejado en esta nueva estapa del blog. Quiero contagiaros la pasión por los libros que leo, por las películas que me hacen soñar, por la música que me conmueve y llena mi vida y por los juegos que te hacen sentir dentro de un universo nuevo. Y quiero hacerlo con calma.
¿Porque me decido a hacerlo hoy? Porque ayer fue mi cumpleaños. Cumplí una respetable edad que si no me ha hecho madurar, creo que jamas conseguiré madurar del todo, al menos ha logrado que me sienta agusto en mi piel. Ha conseguido que esté feliz con las cosas que me gustan, que me sienta cómoda con todo lo que hago y que tenga seguridad para decidir cualquier cosa.

423912089_11394194180445684613
En esta foto os enseño mis regalos de cumpleaños pero tambien os muestro quien soy yo, porque son los regalos de cumpleaños perfectos para mi. Un libro de Neal Stephenson, autor que adoro, y libro que comencé a leer ayer mismo y que me tiene enganchada disfrutando como una cría, como debe ser. Y un juego antiguo, Final Fantasy X, pero un buen ejemplo de juego con historia. También hay un par de reproducciones de Game&Watch de Nintendo, porque sigo aferrandome a todo lo que me recuerda a mi infancia con toda mi alma. Todas esas cosas soy yo.

Bienvenidos a mi blog. Bienvenidos a mi mundo.

It's only fair to share...Email this to someoneShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on Tumblr